| 6/3/2009 12:00:00 AM

Bernanke ve pronto fin de recesión; advierte sobre deuda

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, habló con un tono cautelosamente optimista sobre la economía estadounidense el miércoles pero advirtió que contener la deuda del Gobierno era vital para asegurar la salud a largo plazo de la nación.

WASHINGTON - Durante su intervención ante una comisión del Congreso, Bernanke se mostró más confiado de que la recesión terminaría este año de lo que estaba el mes pasado, y dijo que el riesgo de una peligrosa espiral a la baja en los precios había disminuido.

Bernanke, dando un mensaje que parecía destinado a calmar a los asustados mercados financieros y a asegurar a los inversores extranjeros que Estados Unidos controlaría su presupuesto una vez que la crisis económica haya pasado, dijo que los crecientes déficit implicaban una significativa amenaza a largo plazo.

"Mantener la confianza de los mercados financieros requiere que nosotros, como nación, comencemos a planear ahora la restauración del equilibrio fiscal", dijo Bernanke ante la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes.

"A menos que demostremos un fuerte compromiso con la sustentabilidad fiscal a largo plazo, no tendremos ni estabilidad financiera ni crecimiento económico saludable", sostuvo.

El funcionario dijo que la creciente deuda estaba contribuyendo a un salto en las tasas de interés de largo plazo. No obstante, no ofreció pistas sobre si el banco central estadounidense aumentaría sus compras de deuda del Gobierno y deuda relacionada con hipotecas para mantener a las tasas bajas, algo que los inversores han estado aguardando.

Los mercados financieros desestimaron en gran medida el testimonio de Bernanke, con datos económicos que conducían a los precios de las acciones estadounidenses a la baja y a los bonos del Tesoro al alza.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha dicho que déficit grandes son un mal necesario mientras la economía sufre por el quiebre de los mercados crediticios e inmobiliarios y que, una vez que la crisis haya terminado, la atención cambiará a apuntalar la posición fiscal.

"DEBILES CAMPANADAS DE ADVERTENCIA"

Mientras ofrecía una evaluación más optimista acerca de la economía, Bernanke reconocía que incluso después de que se dé una recuperación, el crecimiento probablemente seguiría por debajo de su potencial por un tiempo.

"Ahora estamos en proceso de reparación lenta y gradual, tanto en el sistema financiero como en la economía", dijo. "Evitamos, creo, una calamidad muy, muy grave", agregó.

Bernanke dijo que los mercados financieros mejoraron, gracias en parte a los esfuerzos de la Fed por restaurar el crédito, pero señaló la reciente alza en los rendimientos de los bonos de largo plazo del Tesoro y en las tasas hipotecarias, lo que algunos analistas temen podría ahogar a una recuperación económica.

"Estos incrementos parecen reflejar preocupaciones sobre los grandes déficit federales, pero también otras causas, como un mayor optimismo sobre el panorama económico, un cambio en el refugio hacia activos de calidad y factores técnicos vinculados con la cobertura de tenencias hipotecarias", expresó.

La Fed se ha comprometido a comprar hasta US$300.000 millones en deuda del Tesoro y US$1,45 billones en deuda relacionada con hipotecas, pero algunos economistas han pedido aun más compras para contrarrestar el alza en las tasas de interés.

El representante Paul Ryan, el principal republicano en el panel, dijo que los crecientes rendimientos de los bonos estaban "diciéndonos que nada en la vida es gratis" y advirtió que la combinación de una inmensa emisión de deuda y el banco central comprándola podría ser peligroso.

"El Tesoro está emitiendo deuda y el banco central está comprándola", dijo Ryan a Bernanke. "Da la alarmante impresión de que Estados Unidos un día podría empezar a cumplir con sus obligaciones financiera simplemente imprimiendo dinero", agregó.

Eso podría provocar inflación, y Ryan dijo que ya habían "débiles campanadas de advertencia" de inflación en marcha, como se evidenciaba por un dólar más débil y el alza en los precios del oro.

El funcionario pareció menos preocupado por la deflación. Incluso con la reciente alza en el precio del petróleo y otras materias primas, las presiones inflacionarias "permanecen generalmente moderadas", dijo.

"Como consecuencia, la inflación caería durante el próximo año en relación con su ritmo del 2008. Dicho eso, una mejora en las condiciones económicas y expectativas de inflación estables deberían limitar nuevas bajas en la inflación", indicó.

 

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.