| 2/25/2008 12:00:00 AM

Bernanke dirá a Congreso de Estados Unidos que está atento a riesgo crecimiento

Washington.- El sector inmobiliario está en problemas, los bancos tienen miedo a prestar, pero el barril de petróleo ronda los 100 dólares y la inflación podría acelerarse: ¿qué debería hacer un funcionario de un banco central?

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, deberá recurrir a un tono cauto para explicar en su testimonio del miércoles y jueves ante el Congreso cómo la entidad puede seguir recortando las tasas de interés para proteger la economía sin que la inflación se salga de control.

"En el corto plazo, la economía sigue extremadamente vulnerable a una nueva contracción, porque la confianza inversora se ha deteriorado y los recortes de la Fed han sido parcialmente atenuados por las condiciones financieras más estrechas," escribieron en un reporte los economistas de Deutsche Bank.

Los mercados financieros dan una posibilidad de 92 por ciento de que la Fed recorte las tasas en medio punto porcentual en el próximo encuentro del 18 de marzo, según las cotizaciones del mercado de futuros.

El discurso de Bernanke para presentar el informe monetario semianual de la Fed será seguido de cerca para ver si esas expectativas son correctas.

Temor a inflación
En medio del temor a que las recientes turbulencias financieras dañen aún más a una ya débil economía, la Fed recortó las tasas en tres cuartos de punto porcentual el 22 de enero, sólo ocho días antes de una reunión programada, donde las rebajó en otros 50 puntos básicos.

Al mismo tiempo, los funcionarios están tomando nota de un alza en los precios que ha llevado a la inflación por encima de la que se cree es la zona de tolerancia de la Fed.

Sin embargo, la mayoría de los consejeros de política monetaria cree que una racha de crecimiento débil quitaría presiones inflacionarias al sistema, según las minutas del encuentro de enero.

En una muestra del dilema que enfrenta la Fed, el índice de precios al consumidor subió un 4,3 por ciento en los 12 meses a enero.

"Las alzas de precios están pinchando a los consumidores justo al mismo tiempo en que el empleo se está desacelerando y el mercado inmobiliario está en dificultades," dijo en un reporte el consultor Carl Tannenbaum.

"Si el crecimiento repunta rápidamente tras la actual racha débil (posibilidad no del todo improbable tras el paquete de estímulo), la Fed se encontraría teniendo que subir las tasas agresivamente este año para mantener los precios bajo control," agregó.

Si bien se espera que Bernanke muestre a la Fed concentrada principalmente en los riesgos sobre el crecimiento, tal como hizo en una presentación hace menos de dos semanas, también se haría eco de las preocupaciones sobre la inflación que han expresado algunos funcionarios.

El presidente de la Fed de Dallas, Richard Fisher, dijo el viernes que mientras el crecimiento económico podría ser más lento, los funcionarios necesitaban estar atentos a los riesgos de inflación.

"Debemos ser conscientes del hecho de que tenemos que crear condiciones para el crecimiento del empleo y al mismo tiempo de no agitar ondas de inflación," dijo Fisher. "Y eso representa actualmente un dilema que está entre la espada y la pared," agregó.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?