| 6/18/2011 9:40:00 AM

Berlusconi vuelve a los tribunales un mes después de su última visita

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, regresó al Tribunal de Milán, un mes después de su última visita, para asistir a una nueva audiencia del juicio Mills, en el que se le juzga por corrupción en acto judicial.

Poco antes de las 10.00 hora local (08.00 GMT), Berlusconi llegó en un coche oficial al Palacio de Justicia milanés, en la que supone además su sexta visita a los tribunales desde que sus abogados decidieran cambiar la estrategia y hacer que el mandatario acudiera a los procesos que tiene pendientes.

Entró directamente en el edificio sin hacer declaraciones, en medio de un ambiente mucho más sereno, pues al contrario de lo sucedido en otras ocasiones no había seguidores del primer ministro en el exterior del Palacio de Justicia de Milán esperando su llegada.

El llamado caso Mills juzga el supuesto pago de 600.000 dólares por Berlusconi a su exabogado, el británico David Mills, a cambio de que éste falseara a su favor su testimonio en dos juicios de finales de los años noventa permitiendo que el mandatario quedara absuelto.

En la vista de hoy está previsto que finalmente testifique el armador italiano Diego Attanasio, quien había sido ya citado para prestar su testimonio en la audiencia del pasado 23 de mayo, pero que entonces no acudió a la Corte de Milán por encontrarse de baja por enfermedad del 20 al 31 de mayo.

Attanasio, que reside en Namibia, es quizá uno de los testigos más importantes en este proceso, pues en todo este tiempo Berlusconi ha asegurado que los 600.000 dólares con los que pudo cometer la corrupción corresponden al pago en dinero negro a Mills por parte de ese armador italiano para evadir impuestos al fisco británico y no tener que compartir el mismo con los socios de su bufete.

Hasta ahora, Berlusconi había acudido a otras cinco vistas de procesos en los que está imputado: los pasados 28 de marzo y 2 de mayo a las audiencias preliminares del proceso Mediatrade (supuesta apropiación indebida y fraude fiscal); el 11 de abril, al juicio Mediaset (por presunto fraude fiscal), y el 9 y 16 de mayo al Mills.

Pero esta es la primera visita al Tribunal de Milán desde que el pasado 12 y 13 de junio los italianos derogaran en un referéndum su último escudo judicial, la llamada ley del legítimo impedimento, a la que se había acogido en varias ocasiones para no acudir a los juicios alegando compromisos oficiales.

Además de los procesos Mediatrade, Mediaset y Mills, el primer ministro italiano tiene pendiente en el Tribunal de Milán el juicio por el caso Ruby, en el que está acusado de abuso de poder e incitación a la prostitución de menores.

 

(EFE)


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?