| 6/28/2010 3:25:00 PM

Berlusconi y Lula estimularán el comercio bilateral en encuentro en Sao Paulo

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, se reunirá mañana con el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, en el marco de una visita a Brasil que tiene como principal objetivo estrechar los lazos comerciales entre ambos países.

Sao Paulo.- El mandatario italiano participará mañana con Lula en la clausura de un seminario empresarial en la sede la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp).

El encuentro empresarial, en el que está prevista la asistencia de unos 800 hombres de negocios, se centrará en la búsqueda de vías de cooperación en el sector energético, en el ámbito de las infraestructuras y los grandes eventos deportivos, informó la Fiesp en un comunicado.


Brasil se halla inmerso en los preparativos para las dos grandes citas deportivas que acoge en los próximos años: la Copa del Mundo de Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016.

En el encuentro también se abordará la cooperación en el ámbito de la Defensa.

Fuentes del sector, citadas por la Fiesp, consideran que ambos países pueden cerrar acuerdos para la adquisición de barcos, aeronaves y carros de combate italianos, que contribuirán al desarrollo de la industria de defensa local.

En los primeros cinco meses del año, los intercambios comerciales entre ambos países ascendieron a 3.401 millones de dólares, con un superávit de 239 millones de dólares para Italia, según los datos que maneja el Gobierno brasileño. El pasado año, el comercio bilateral se cifró en 6.680 millones de dólares y dejó un saldo positivo de 647 millones de dólares para el país europeo.

Las principales partidas que Brasil vende a Italia son café en grano sin tostar, productos químicos, soja y mineral de hierro, mientras que el país latinoamericano importa componentes de automoción, lubricantes y aceites y maquinaria.

Italia es el destino de algo más del 2% de las ventas al exterior de Brasil.

Berlusconi llegará tarde a Sao Paulo para participar en una actividad social en el Circolo Italiano donde será recibido por la comunidad de expatriados de su país.

La visita del jefe del Ejecutivo italiano estaba prevista para febrero de este año pero fue aplazada por problemas de agenda de ambos Gobiernos y posteriormente se postergó el viaje marcado para marzo.

Los Gobiernos de ambos países tienen pendiente de resolver el contencioso por la extradición del ex activista de izquierdas italiano Cesare Battisti, quien se encuentra encarcelado en Brasil. El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil anuló en noviembre pasado el polémico estatus de refugiado que Battisti había obtenido en 2007 y dio luz verde a su extradición a Italia, donde fue condenado por cuatro asesinatos ocurridos en la década del 70. La decisión del STF no es vinculante, por lo que Lula tendrá que decidir si mantiene el estatus de refugiado o si acepta la petición de extradición presentada por Italia.

Battisti, de 55 años y dedicado ahora a la literatura, permanece detenido en una cárcel de Brasilia, en la que fue recluido un día después de su captura en Río de Janeiro, donde estuvo escondido desde el año 2004.

 

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?