| 7/12/2011 8:00:00 AM

Berlusconi afirma que la banca italiana es sólida y que la UE está con Italia

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, aseguró este martes que la banca italiana es "sólida" y que su país tiene a la Unión Europea (UE) a su lado, ante la incertidumbre en los mercados generada por la solvencia de las finanzas públicas.

Roma - A través de un comunicado, el jefe del Gobierno italiano ofreció su primera declaración pública desde el pasado viernes, después de que el lunes la Bolsa de Milán viviera otra jornada de fuertes pérdidas y la prima de riesgo de la deuda italiana se llegara a situar por encima de los 300 puntos básicos.

"Tenemos a Europa a nuestro lado y podemos contar con innegables puntos de apoyo. El Gobierno es estable y fuerte. La mayoría gobernante está cohesionada y determinada", indicó el mandatario, que aseguró que los bancos italianos son "sólidos" y quien pidió cohesión nacional para hacer frente a este momento.

"Para nosotros, para Italia, no es un momento fácil, seguro. La crisis nos llega en medio del fuerte proceso de corrección de las cuentas públicas que hemos emprendido hace tiempo y reforzado hace pocos días. Nuestra capacidad de mantener las cuentas bajo control tras el estallido de la crisis financiera en 2009 ha sido superior a la de otros países", agregó.

El primer ministro italiano explicó que tanto las autoridades comunitarias como los gobiernos de cada uno de los estados miembros de la Unión Europea, Italia "en primera línea", están comprometidos a hacer desaparecer el riesgo que existe de un retroceso a la situación de hace veinte años.

"La crisis de confianza que ha caído en estos días sobre los mercados financieros golpea también a Italia, pero la amenaza nos afecta a todos, afecta a la moneda común, el símbolo más concreto de la unidad de Europa", indicó Berlusconi.

El mandatario afirmó además que la confianza en el desarrollo económico italiano no ha faltado nunca y que compete al compromiso de todas las fuerzas políticas, al Gobierno y a la oposición "defender el país, sus perspectivas de crecimiento y el bienestar de sus ciudadanos".

"Tenemos que estar unidos, cohesionados en el interés común, sabedores de que a los esfuerzos y a los sacrificios a corto plazo corresponderán ganancias permanentes y seguras. Este tiene que ser hoy nuestro recurso fundamental", aseveró.

Berlusconi se refirió asimismo al plan de ajuste presupuestario de unos 48.000 millones de euros que su Gobierno aprobó el pasado 30 de junio y que los partidos políticos italianos pretenden que sea refrendado por el Parlamento antes de que termine la semana para intentar calmar los temores de los mercados.

Según el primer ministro, la crisis empuja a Italia a "acelerar" el proceso de corrección presupuestario en unos "plazos rapidísimos", así como a reforzar y a definir adecuadamente las medidas destinadas a conseguir el equilibrio de las cuentas públicas en 2014.

"Hace falta eliminar cualquier duda sobre la eficacia y sobre la credibilidad de la corrección, pero es necesario también trabajar para eliminar los obstáculos que frenan el crecimiento de nuestra economía", apuntó Berlusconi.

Las agencias de calificación Standard & Poor's (S&P) y Moody's han advertido a Italia sobre una posible rebaja en su valoración crediticia ante el elevado endeudamiento público -por encima del 120% del PIB- y su débil crecimiento económico.



Efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?