| 9/5/2012 4:00:00 PM

Berlín insta a una "solución sensata" para impedir nueva huelga de Lufthansa

El Gobierno germano instó a una "solución sensata" entre la aerolínea Lufthansa y los sindicatos para evitar una nueva jornada de huelga del personal de cabina de esa compañía, esta vez a escala de toda Alemania y anunciada para el próximo viernes.

Berlín. "Es una cuestión a resolver por los agentes sociales, pero apelamos a la sensatez y al sentido de la responsabilidad para evitar una huelga que perjudicará a miles pasajeros y al tráfico aéreo alemán en su globalidad", afirmó un portavoz del Ministerio de Transportes, ante la amenaza de un paro generalizado.

El sindicato del sector, UFO, anunció anoche el propósito de convocar el próximo viernes una huelga del personal de cabina en todo el país, en caso de que la patronal no flexibilice su postura.

Los nuevos paros seguirían a los que ayer obligaron a la cancelación de unos 300 vuelos en Fráncfort, Berlín y Múnich, los tres aeropuertos alemanes en los que se concentró esa segunda jornada de huelgas, tras las llevadas a cabo la semana anterior.

Lufthansa, por su parte, respondió este miércoles a la amenaza del sindicato indicando que son los representantes de los trabajadores los que deben dar "una señal" y mostrar su disposición a una solución de compromiso para los 18.000 empleados de ese colectivo.

La aerolínea considera que, de materializarse la huelga el viernes, quedarían suspendidos al menos 600 de los 1.800 vuelos previstos en todo el país, mientras que el resto sería asumido por compañías asociadas.

UFO amenaza con realizar una huelga de 24 horas en todos los aeropuertos alemanes en los que opera la mayor aerolínea europea para exigir mejoras salariales, así como la renuncia de la dirección a contratar personal externo.

La huelga del martes afectó a unos 43.000 pasajeros, solo en Fráncfort, Berlín y Múnich, y se estima que un paro general, el viernes, podría provocar el caos en el tráfico aéreo alemán.

El sindicato señaló que el paro convocado para este viernes solo será anulado en el caso de que la dirección de Lufthansa acepte la intervención de un mediador independiente sin condiciones previas.

La campaña de huelgas del personal de cabina empezó el viernes pasado, en el aeropuerto de Fráncfort, y prosiguió el martes en ese mismo aeropuerto, el de más tráfico del continente, además de los de Tegel, en Berlín, y Múnich.

El sindicato anunció hace una semana el inicio de los paros, tras el fracaso de las negociaciones con la dirección y después de consultar a sus afiliados, que respaldaron mayoritariamente la huelga.

Tras tres años de congelación salarial y trece meses de negociaciones infructuosas, UFO exige para el personal de cabina de Lufthansa aumentos salariales del 5 % y el compromiso de la compañía de no contratar personal externo.

El sindicato representa a los 18.000 empleados de cabina de Lufthansa y por ahora no incluirá en sus paros a los trabajadores de las filiales Cityline, Eurowings y Germanwings. EFE 

                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?