| 7/28/2010 11:35:00 AM

Beneficios de Maroc Telecom caen un 4,1% en el primer semestre

El operador marroquí de telecomunicaciones Maroc Telecom experimentó un descenso del 4,1% en sus beneficios durante el primer semestre de 2010 con respecto al mismo periodo de 2009, informó hoy la compañía.

Rabat.- El resultado neto del grupo en este período ha sido de 4.455 millones de dirham (396 millones de euros), señaló Maroc Telecom en un comunicado en el que atribuye este descenso de los beneficios a un aumento de las cargas financieras relacionado con las inversiones en redes y la adquisición de la empresa maliense Sotelma en julio de 2009.

Mientras, la empresa obtuvo en el primer semestre unos ingresos totales de 15.500 millones de dirham (133 millones de euros), lo que significa un aumento del 6% en comparación con 2009.

Este aumento, por encima de las previsiones de la compañía, se apoya en un crecimiento del 20% de la base de clientes del grupo, que alcanzan los 23,6 millones.

La empresa atribuye este incremento, sobre todo, a las filiales en otros países (Mali, Gabón, Mauritania, Burkina Faso y Bélgica), cuyos clientes aumentaron en un 76% desde junio de 2009.

El margen de resultado operativo se mantiene, destaca la nota, "a un nivel elevado", que es del 43,1%, "gracias a una constante optimización de los costes tanto en Marruecos como en las filiales".

Para el presidente de la compañía, Abdeslam Ahizun, "durante el primer semestre, el grupo Maroc Telecom confirmó en gran parte sus previsiones anuales en términos de crecimiento de ingresos y de alto nivel de rentabilidad".

Maroc Telecom, participada al 53% por la francesa Vivendi y al 30% por el Estado marroquí, es el primer operador global de telecomunicaciones de Marruecos, y lidera el mercado en todos sus sectores de actividad: telefonía fija, móvil e Internet.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?