| 12/27/2006 12:00:00 AM

Beijing trata de fomentar uso del transporte público

El actual metro de la ciudad aumentará su actual red de 192 kilómetros a 300 para el 2010 y a 560 para el 2015.

Beijin
 
Las autoridades de Beijing están tratando de convencer a los 13 millones de habitantes de la ciudad sobre las bondades del uso del transporte público, una medida que seguramente complacerá a los organizadores de los Juegos Olímpicos de 2008, atribulados por los embotellamientos de tráfico y el aire contaminado que atenazan a la capital china.

Sin suministrar cifras específicas de dinero, Liu Xiaoming, portavoz de la autoridad de transporte de la ciudad, dijo el miércoles que el gasto en el transporte público será incrementado en los 600 días que faltan antes de la inauguración de las justas.

Liu también dijo que a partir de 2007 se abrirán nuevas rutas para autobuses y el tren subterráneo.

Pese al optimismo, Liu reveló cifras que sugieren que la ciudad ha perdido terreno en su lucha por reducir el crónico problema de congestión de tráfico en una ciudad muy industrial, lo cual es fuente de contaminación ambiental.

_ En Beijing transitan 2,85 millones de vehículos, cantidad que se disparará un 35% para llegar a 3,8 millones en 2010.

_ El número de usuarios del transporte público aumentó de 26,5% en el 2000 hasta 29,6% en el 2005. En el mismo período la cantidad de carros privados creció mucho más rápidamente, de 23,2% a 29,8%.

Liu dijo que las autoridades de la ciudad se mostraron animadas por la reducción del uso de automóviles durante la cumbre China-Africa el mes pasado. Aproximadamente un 30% de los vehículos no rodó gracias a una serie de medidas de control puestas en vigot durante la semana que duró el cónclave de mandatarios.

Tales medidas fueron una especie de adelanto con miras a las olimpiadas.

"Para nosotros fue una buena experiencia para los Juegos Olímpicos de 2008", dijo Liu. "Creo que el foro China-Africa aceleró nuestras gestiones para remozar nuestro transporte público".

Sin embargo, Lio dijo que no hay planes para poner límites a la enorme cantidad de vehícules que transitan en la capital china.

"En la actualidad el gobierno no tiene ninguna política o la intención de controlar el número de carros privados", indicó. "Pero eso no significa que pueden aumentar sin límites".
 
AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?