| 3/5/2009 12:00:00 AM

Bco Mundial presta US$ 1.300 Millones ambiente Brasil

(WASHINGTON)  El Banco Mundial aprobó el jueves un crédito de US$ 1.300 millones  para apoyar los esfuerzos de Brasil en el manejo del medio ambiente y el cambio climático.

El banco dijo que el préstamo "apoyará los esfuerzos en marcha de Brasil para mejorar su sistema de manejo ambiental e integrar preocupaciones con la sustentabilidad en la agenda de desarrollo de sectores clave, como el manejo forestal, del agua y de energía renovable".

"En pocos países el ecosistema es tan crucial para el desarrollo y el bienestar de la población como en Brasil", dijo la entidad en un comunicado.

Brasil tiene una tercera parte de las selvas tropicales del mundo, la mayor reserva de agua potable, con un 20% del total, una costa de 8.500 kilómetros y una sabana con la mayor biodiversidad del planeta, agregó.

Debido a la importancia de la base de sus recursos naturales, de la que depende en gran parte, Brasil enfrenta desafíos para fortalecer su uso sustentable, dijo el banco.

Pero el país ha batallado por años para controlar la deforestación de la selva tropical de la Amazonia y del Pantanal, el mayor humedal del mundo.

Pese a las políticas de control y multas por productos provenientes de áreas ilegalmente deforestadas, agricultores, ganaderos y empresas madereras continúan avanzando sobre la selva.

El préstamo está dirigido a ayudar a reducir las prácticas de explotación insustentables y la toma ilegal de tierras otorgando a las comunidades locales tratamiento preferencial respecto a las concesiones forestales.

El programa tratará de hacer frente a la deforestación de la selva amazónica, impulsar la conservación de la restante selva atlántica y proveer servicios de agua potable.

Algunos grupos ambientalistas han objetado el préstamo, por temer que los recursos sean usados por el Gobierno para financiar proyectos de infraestructura de gran escala en la Amazonia.

El Gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva ha promovido varias grandes represas en la Amazonia, incluyendo dos hidroeléctricas sobre el río Madeira.

Los ambientalistas dicen que los proyectos inundan delicados ecosistemas y atraen colonos y madereros por las nuevas carreteras.

Este primer crédito será desembolsado en dos etapas, la primera por US$ 800 millones  y la segunda por US$ 500 millones, una vez que se cumplan las metas de los proyectos estipulados por el Gobierno de Brasil.

Un segundo préstamo sería negociado en el cuarto trimestre del 2009.

 

(REUTERS)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?