| 1/14/2009 12:00:00 AM

B.Central Chile mantiene cálculo PIB, baja inflación

SANTIAGO- El Banco Central de Chile mantuvo el miércoles su pronóstico sobre el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país en el 2009 en un rango de 2,0 a 3,0 por ciento, mientras que recortó su estimación de inflación para el año a un 3,1 por ciento.

En medio de una disminución en las expectativas de inflación y bajo crecimiento, el Banco Central reiteró que en el escenario más probable serán necesarios nuevos recortes en la tasa de política monetaria, que la semana pasada bajó en 100 puntos básicos, a un 7,25 por ciento, para apoyar a la economía.

El Informe de Política Monetaria (IPoM), presentado en el Congreso por el presidente del Banco Central, José De Gregorio, fue hecho con el supuesto de una tasa clave en una trayectoria "algo por debajo" de las expectativas privadas, que la ven entre un 5,0 y 5,5 por ciento a mediados de año.

"¿Cuánto van a ser los futuros recortes? Es algo que vamos a ir analizando en su oportunidad", dijo De Gregorio a periodistas, agregando que la magnitud de las bajas en la tasa de política monetaria dependerá de las perspectivas sobre la inflación.

Para este año, la entidad había estimado en noviembre una inflación de 4,0 por ciento tras el 7,1 por ciento del 2008.

"El cambio en el entorno macroeconómico hará, en el escenario más probable, que la inflación tenga una rápida convergencia a la meta, llegando a cifras en torno a 3,0 por ciento en el segundo semestre de este año", dijo el Banco Central en su IPoM.

FRENO EN DEMANDA INTERNA

Según las estimaciones de la entidad emisora, la economía chilena habría crecido un 3,5 por ciento en el 2008, menos que un anterior cálculo de entre un 4,0 y 4,5 por ciento, afectada por la crisis global, con una desaceleración "relevante" de la actividad y la demanda en el cuarto trimestre del año pasado.

"La actividad del 2009 se dará en un contexto en que el crecimiento anual de la demanda interna, tanto en su componente de consumo como de inversión, será marcadamente menor que el de los años previos, en respuesta al deterioro del escenario internacional", dijo en su informe el Banco Central.

En el 2009, la demanda interna crecería un 0,7 por ciento tras una expansión estimada de un 8,5 por ciento en el 2008.

"Lo que sí te deja claro este informe es que la recesión no está cerca en Chile", dijo Rodrigo Aravena, subgerente de estudios de la correduría Banchile.

La desaceleración mundial ha provocado un desplome en los precios de las materias primas, incluido el cobre, principal exportación de Chile. El instituto emisor proyectó un precio promedio del cobre de 1,5 dólares por libra para este año.

"El menor precio de cobre provocará una caída en el valor de las exportaciones e impactará el ahorro público por la regla fiscal, con lo que en el 2009 el déficit de la cuenta corriente será del orden de un 4,5 por ciento del PIB", dijo el organismo, lo que equivale a unos 6.800 millones de dólares.

Se estimó un déficit de la balanza comercial de 2.400 millones de dólares, luego del superávit comercial de 10.200 millones de dólares en el 2008.

Los envíos alcanzarían a 46.400 millones de dólares, un 31,6 por ciento menos que el 2008. Las importaciones serían de 48.800 millones de dólares, un 15,3 por ciento menos en igual lapso.

DOBLE ESTIMULO

De Gregorio dijo que la sustancial caída de la demanda puede ser compensada, en parte, por la vía del estímulo fiscal y monetario, limitando el impacto de la recesión internacional.

Para apoyar la debilitada economía local, el Gobierno chileno lanzó un plan de estímulo fiscal por unos 4.000 millones de dólares y un mayor gasto público del previsto originalmente.

"Las proyecciones contenidas en este IPoM consideran que el crecimiento del 2009 será en parte determinado por el impulso del programa de estímulo fiscal (...) Por supuesto, en ausencia de dicho estímulo, la política monetaria debería moverse aún más en una dirección estimulativa", dijo De Gregorio.

"No corresponde al Banco Central juzgar los detalles de (los recientes) anuncios fiscales (...) no obstante, sí podemos afirmar que se rige por sanos principios", agregó.

Pese al negativo panorama internacional y al complejo panorama local, De Gregorio reiteró que "Chile nunca ha estado mejor preparado para enfrentar una crisis internacional".

Hacia el 2010, en línea con el mundo, el Banco Central preve que la economía chilena retomará mayores tasas de crecimiento. 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?