| 10/8/2009 12:00:00 AM

BCE mantiene sus tasas de interés

Los dos principales bancos centrales de Europa anunciaron el jueves que mantendrán inalteradas sus tasas de interés, disipando los rumores de que el costo del dinero subiría pronto, pese a que del presidente del BCE, el francés Jean Claude Trichet, dijera que ha pasado lo peor de la recesión.

Francfort  — El Banco Central Europeo (BCE), que controla la política monetaria de los 16 países que usan el euro, anunció el jueves que mantuvo inalterada su principal tasa de interés en el 1 mientras el Banco de Inglaterra mantuvo sin cambio su tasa preferencial en el 0,5% y se abstuvo de adoptar medidas para aumentar el suministro del circulante.

En una conferencia de prensa tras la decisión del BCE de mantener sus tasas, Trichet dijo que hay indicios crecientes desde el segundo trimestre de que la economía de las 16 naciones de la eurozona ha superado su "caída libre".

"Contamos con indicios de estabilización. hemos superado la caída libre", insistió Trichet. "Debemos ser cautelosos y tenemos que ser prudentes".

Las estadísticas oficiales han indicado ya que Alemania y Francia, las dos economías más importantes de la eurozona, han superado técnicamente la recesión.

La recuperación de la eurozona, sin embargo, seguramente no compensará las pérdidas de producción de los últimos 12 meses, pese a que la región seguramente crecerá en el tercer trimestre. El Fondo Monetario Internacional sigue pronosticando una contracción del 4,2% en la producción en la totalidad de 2009.

"La recuperación será desigual, afectada por las correcciones en los balances de los sectores financieros y no financieros, tanto dentro como fuera de la zona del euro", dijo Trichet.

Añadió que el Banco Central Europeo cree que reaparecerá la inflación en los próximos meses aunque ese repunte estará "bien controlado", un indicio de que el banco no considera la inflación una amenaza aún, como consecuencia del repunte.

De lo contrario, si el disparo de la inflación fuera una amenaza inminente, la entidad habría encarecido ya sus tasas de interés.

Sus comentarios sobre la necesidad de proseguir con cautela en lo referente al crecimiento indica que el banco dista mucho de encarecer el precio del dinero. Los economistas no creen que ocurrirá por lo menos hasta el año que viene.

Repitió sus llamamientos de que los gobiernos elaboren estrategias de una salida fiscal para 2011 a la hora de concluir sus planes de gastos extraordinarios de los últimos meses como el gasto público deficitario, además de insistir que los países deben considerar su futura política del gasto.

"La necesidad de contar con una estrategia de salida fiscal ambiciosa y realista y la consolidación de las estrategias es cada vez más acuciante", insistió Trichet.

Los analistas esperaban ampliamente que ambos bancos mantuvieran sin cambio sus tasas.

Por el momento, el BoE puede adquirir de los bancos hasta 175.000 millones de libras (US$281.000 millones) en activos financieros, como bonos gubernamentales. El propósito de este programa es aumentar el circulante con la esperanza de que a la postre los bancos comiencen a girar más créditos al sector privado.

"El comité cree que será necesario otro mes para anunciar el programa, cuya escala seguirá siendo revisada", dijo el banco.

El BoE tendrá que decidir si ha comenzado verdaderamente la recuperación y por tanto no hay necesidad de aumentar el circulante.

En contraste, el Banco de la Reserva de Australia creyó necesario encarecer su tasa preferencial en 0,25 puntos, al 3.25 ante la posibilidad de un repunte de la inflación y un crecimiento sólido.

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?