| 10/15/2013 10:34:00 AM

BCE y China acuerdan intercambio de euros y yuanes

El Banco Central Europeo (BCE) y el Banco Popular de la República Popular China han acordado una línea de intercambio bilateral de euros y yuanes durante tres años para garantizar a los bancos el acceso a la divisa china ante el aumento del comercio y las inversiones.

El BCE informó hoy de que la entidad europea podrá acceder a un máximo de 350.000 millones de yuanes mediante esta línea swap.

A cambio el Banco Popular de China (central) accederá a 45.000 millones de euros.

Se trata de una cantidad pequeña de liquidez en relación con las cifras que circulan desde la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008.

"Desde la perspectiva del Eurosistema (formado por el BCE y los bancos centrales de la zona del euro), el acuerdo servirá como un mecanismo de respaldo de provisión de liquidez", según el BCE.

Este acuerdo de intercambio de divisas se ha establecido en el contexto de rápido crecimiento del comercio bilateral y la inversión entre la zona del euro y China, así como de la necesidad de asegurar la estabilidad de los mercados financieros.

El BCE añade que para el Eurosistema el acuerdo de intercambio de divisas trata de asegurar a los bancos de la zona del euro el continúo aprovisionamiento de yuanes.

"Se trata de una medida de precaución ante el incremento del comercio con China", dijo a Efe el analista de Commerzbank Michael Schubert.

Los bancos comerciales de la zona del euro tienen en ocasiones dificultades para acceder a los yuanes, moneda que no fluctúa libremente en el mercado de divisas y no es completamente convertible, sino que se encuentra en un mercado regulado por el Estado chino para controlar el tipo de cambio y los flujos de capital.

El acuerdo de intercambio de yuanes y euros con el BCE y el de intercambio de yuanes y libras acordado recientemente con el Banco de Inglaterra ampliarán en definitiva la cantidad de liquidez disponible en yuanes.

Actualmente los bancos sólo pueden realizar transacciones directas en yuanes fuera de China a través de Hong Kong.

El renminbi de Hong Kong -de uso internacional- fluctúa frente a una cesta de divisas con límites máximos y mínimos de subida o bajada controlados por el Estado y a su vez luego se cambia frente al renminbi local también con control.

China trata de abrir poco a poco su mercado de capital de una manera dirigida para controlar las entradas y salidas de capital.

El Banco Popular de China ha acordado recientemente intercambios de divisas con otros países para facilitar el uso del yuan en el comercio y las inversiones mundiales.

La línea swap con el BCE servirá "como un mecanismo de respaldo de provisión de liquidez" y para "asegurar de forma continuada a las entidades de crédito de la zona del euro la provisión de yuanes chinos".

Los bancos de la zona del euro podrán acceder a los yuanes a través de sus bancos centrales nacionales.

El BCE tiene actualmente también un acuerdo de intercambios de divisas con la Reserva Federal estadounidense.

La entidad monetaria europea ha facilitado desde la quiebra de Lehman Brothers hace cinco años liquidez en dólares estadounidenses, canadienses, francos suizos, libras y yenes.

El BCE abrió para ello acuerdos de intercambio de divisas recíproco de carácter temporal (línea swap) con diversos bancos centrales, como el Banco de Inglaterra, el Banco de Japón, el Banco Nacional Suizo, el Banco Central de Suecia (Sveriges Riksbank) y el Banco de Canadá.

EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?