| 2/4/2008 12:00:00 AM

BCE se centraría más en crecimiento pero mantendría tasa a 4%

Francfort.- El Banco Central Europeo (BCE) dejaría sin cambios sus tasas de interés el jueves, aunque la perspectiva de un crecimiento más lento podría impulsar una discusión sobre si se debería rebajar el costo del crédito por primera vez en casi cinco años.

Desde que el BCE se reunió el mes pasado, el panorama del crecimiento de Europa se ha debilitado, las acciones se han desplomado y la Reserva Federal estadounidense ha recortado las tasas en 1,25 puntos porcentuales.

Por eso, los economistas prevén que en algún momento, el BCE se aleje de su actual inclinación de política monetaria.

Pero al mismo tiempo, la inflación de la zona se ha elevado a 3,2 por ciento, mayor nivel desde el lanzamiento del euro.

Esto representa para el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, un acto de equilibrismo aún más difícil, mientras busca convencer al público de que el crecimiento de los precios al consumidor regresará pronto a la meta del BCE, de algo menos del 2 por ciento.

"Ellos quieren dar la impresión de que tienen un mensaje subyacente estricto. Sin embargo, cuando se trata del crecimiento, ellos continuarán bajando el tono a su panorama," dijo Joerg Kramer, economista jefe del banco alemán Commerzbank.

Los 83 economistas encuestados por Reuters la semana pasada anticipaban que el BCE dejaría las tasas sin cambios en su nivel actual del 4 por ciento, y la mayoría prevé que las tasas bajen a 3,75 por ciento para fin de junio y a 3,5 por ciento a fin de año.

La última vez que el BCE recortó las tasas fue en junio del 2003, y había estado elevándolas constantemente desde diciembre del 2005 hasta junio del 2007, cuando la crisis hipotecaria subprime puso en suspenso nuevas alzas.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?