| 3/12/2010 10:00:00 AM

BBVA mantiene su compromiso de dar crédito para salir de la crisis

“Queremos adelantarnos en la salida de la crisis y aprovechar las oportunidades que se nos van a presentar en el futuro complejo que nuestra industria afronta”, declaró El presidente de BBVA, Francisco González.

El presidente de BBVA, Francisco González, aseguró hoy que “a lo largo de toda la crisis, BBVA ha mantenido la misma proporción de demandas atendidas de crédito sobre el total (en torno al 75% de las solicitudes)”. En esta línea, confirmó que “BBVA mantiene su compromiso de dar crédito a familias y empresas para salir antes de la crisis y apoyar el crecimiento en todos los países en donde opera”. En su intervención en la Junta General de Accionistas celebrada esta mañana en el Palacio Euskalduna de Bilbao, Francisco González subrayó además que “BBVA ha conseguido unos resultados muy sólidos que dejan a nuestro Grupo en una posición todavía más fuerte que al cierre del año anterior”.

Antes de comenzar su intervención ante los accionistas, Francisco González quiso enviar “un mensaje muy especial de cariño y solidaridad a Chile: a nuestros clientes, colaboradores y a todo el pueblo chileno” por el terremoto que sacudió el país hace dos semanas. El presidente de BBVA agradeció “de corazón a las personas e instituciones que han colaborado con nosotros en las iniciativas solidarias con Chile que hemos lanzado”.

A continuación, repasó la situación económica y financiera vivida en 2009. “El conjunto de la economía mundial ha tenido un crecimiento negativo, que no ha sido uniforme. Las economías emergentes se han comportado mejor que las desarrolladas”, explicó. Esta crisis ha afectado “duramente” al sector financiero. “Por un lado, ha frenado la actividad, especialmente la demanda del crédito. Y, por otro, ha provocado un rápido aumento de la morosidad”, afirmó. En consecuencia, se han producido “masivos apoyos públicos y políticas monetarias extremadamente laxas, con suministro casi ilimitado de liquidez, que han frenado la necesaria reestructuración del sector financiero”. En su opinión, “todavía hay entidades con un gran volumen de activos dañados y se mantiene la incertidumbre acerca de la fortaleza de la recuperación económica”.

En este marco tan complejo, Francisco González considera que “BBVA ha conseguido unos resultados muy sólidos que dejan a nuestro Grupo en una posición todavía más fuerte que al cierre del año anterior”. Por ejemplo, mencionó que BBVA vuelve a situarse a la cabeza de la gran banca mundial en términos de eficiencia con un ratio próximo al 40%. Tras repasar las grandes cifras de 2009, afirmó que “queremos adelantarnos en la salida de la crisis y aprovechar las oportunidades que se nos van a presentar en el futuro complejo que nuestra industria afronta”.

Para afrontar este entorno complejo, “hemos decidido anticiparnos realizando un gran volumen de saneamientos y provisiones de carácter extraordinario”, señaló en referencia a la actualización del Fondo de Comercio y saneamientos preventivos en Estados Unidos; los saneamientos anticipados en consumo y crédito inmobiliario en España y Portugal; y la dotación de prejubilaciones. Estas medidas fortalecen el balance y la posición frente a los competidores, con el fin de “dedicar el menor tiempo posible a la crisis y concentrarnos en gestionar el futuro”, en palabras de Francisco González.


Dividendo

BBVA ha propuesto a la Junta de Accionistas la aprobación de un dividendo complementario de 15 céntimos de euro por acción con cargo al ejercicio de 2009. El dividendo total por acción se eleva a 42 céntimos de euro, lo que equivale al 30% del beneficio atribuido sin extraordinarios del Grupo. “Estoy convencido de que esta cifra será más alta en 2010”, afirmó.

En términos de beneficio por acción (BPA), BBVA es el segundo gran banco europeo en el periodo 2006-2009. El Banco ha superado en un 4% el nivel de BPA en 2006, mientras que sus competidores están un 75% por debajo de hace tres años. Asimismo, el presidente de BBVA subrayó a los accionistas que “la rentabilidad por dividendo de BBVA prácticamente duplica la media del resto de grandes bancos europeos”. El retorno total para el accionista –incluyendo la revalorización de la acción más el dividendo– asciende a un 54% en 2009, frente al 29% de sus comparables.


Perspectivas en 2010

El crecimiento mundial será positivo en 2010 –un 3,5% según las previsiones de BBVA–, especialmente en los países emergentes. Francisco González se refirió a la rápida reactivación de México, que crecerá un 4% este año. Estados Unidos se comportará mejor que Europa. España saldrá más tarde de la recesión que otros países europeos, con un crecimiento todavía negativo, aunque en línea ascendente a lo largo del año. En definitiva, todavía existen incertidumbres sobre la sostenibilidad de la recuperación.

Francisco González cree que la industria financiera afronta importantes desafíos. Respecto a los cambios regulatorios que se avecinan, señaló que “es importante una mejor regulación y supervisión que impulse la transparencia; establezca requerimientos más exigentes de capital y limite de manera eficaz el apalancamiento; prime una financiación estable de las entidades; y contrarreste el carácter procíclico del crédito bancario”. También pidió que “este esquema evite la sobrerregulación y sea más homogéneo entre las distintas entidades, negocios y áreas geográficas de forma que se establezca un terreno de juego equitativo”. Una situación que no se da hoy, lamentó.

Desde su punto de vista, “existen multitud de entidades que se han beneficiado de importantes ayudas públicas como consecuencia de sus propios errores. Con esos fondos de los contribuyentes, están compitiendo con las pocas entidades –como BBVA– que no han cometido esos errores y no se han beneficiado de tales ayudas”. Por tanto, “es importante que las entidades inviables sin ayudas públicas sean cuanto antes reestructuradas y adjudicadas a los agentes privados más sólidos”.

En cuanto a España, advirtió que la crisis ha tenido un impacto más fuerte sobre el empleo y la recuperación será más lenta. España será de los pocos países que en 2010 registre aún crecimiento negativo. A su modo de ver, “esto responde a un modelo de crecimiento superado, centrado en el sector inmobiliario y en otros sectores intensivos en mano de obra, además de basarse en el endeudamiento exterior, que en 2009 llegó al 160% del PIB“.

Para Francisco González, “España debe abordar estos problemas con urgencia para no perder la credibilidad de los mercados que nos financian”. A su juicio, la solución pasa por reformas estructurales de calado que mejoren la competencia e impulsen el crecimiento; un proceso creíble y sostenido de saneamiento de las finanzas de las Administraciones Públicas; y una reestructuración profunda del sistema financiero.

“Sólo un sistema financiero formado por entidades solventes, rentables y sujetas a controles apropiados puede proporcionar a las familias y las empresas el crédito necesario para apoyar el crecimiento”, afirmó. En este sentido, aseguró que “BBVA ha mantenido la misma proporción de demandas a tendidas de crédito (un 75%) sobre el total y, en 2010, mantiene su compromiso de dar crédito a familias y empresas para salir antes de la crisis y apoyar el crecimiento en todos los países en donde opera”.

En la parte final de su exposición, el presidente de BBVA describió cómo afronta BBVA el futuro desde una posición de fortaleza.

Francisco González mantuvo que “BBVA tiene un modelo de negocio de fortaleza contrastada, capaz de generar ingresos recurrentes y resultados sostenidos, incluso en los entornos más difíciles”. Este modelo se basa en cinco características fundamentales:

Ø Foco en los negocios ‘core’ –en lo que verdaderamente sabemos hacer-
Ø Relaciones a largo plazo con nuestros clientes, basadas en firmes principios éticos
Ø Gestión prudente del balance, con financiación estable y apalancamiento reducido
Ø Costes bajos: BBVA es líder de la banca mundial en eficiencia y tecnología
Ø Diversificación por segmentos de negocios y áreas geográficas

BBVA se posiciona en las regiones del mundo con mayor potencial de crecimiento. “América Latina, donde tenemos una franquicia líder; México, donde somos el primer banco, retornará al crecimiento; la zona del sur de Estados Unidos, con gran potencial, donde tenemos una gran plataforma de crecimiento; Asia, el motor del crecimiento mundial, donde estamos construyendo una posición diferencial; y España que, en un entorno complejo, ofrece oportunidades de crecimiento en cuota”.

Además, destacó que “el modelo de BBVA anticipa los cambios regulatorios que vienen y nos sitúa en mejores condiciones para afrontar el futuro”.
Ø En capital, la tendencia va hacia mayores niveles de exigencia, con límites al apalancamiento y más requisitos en banca mayorista. BBVA está enfocado al negocio minorista y cuenta con uno de los apalancamientos más bajos del sector
Ø En liquidez, se primará la financiación estable. BBVA ya tiene uno de los ratios más altos de depósitos de clientes sobre activos
Ø La prociclicidad del crédito se reducirá. BBVA ya trabaja con provisiones basadas en pérdida esperada
Ø En riesgo sistémico, preocupa el efecto contagio. BBVA prima las estructuras por filiales con fuente propia de capital y liquidez

Banca del siglo XXI

Por último, detalló la preparación de BBVA ante los cambios sociales que marcarán la banca del futuro. “Las entidades financieras evolucionarán a un modelo centrado en las necesidades y demandas de cada uno de sus clientes –personalización de la oferta- con el apoyo de la tecnología”, explicó.

Así, BBVA trabaja desde hace años para ser el “mejor banco universal del siglo XXI”, puntualizó Francisco González. Su gran apuesta por la innovación consiste en “un modelo de banca más ágil y eficiente, capaz de ofrecer soluciones sencillas y convenientes. Con una plataforma de contacto físico y virtual con el cliente, para ofrecer las soluciones cuando y donde quieran”.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?