| 1/5/2007 12:00:00 AM

BBVA estima que América Latina crecerá 4,5% en 2007

En 2007 tendrá continuidad la bonanza económica actual, moderando suavemente el crecimiento y manteniendo una senda descendente en la inflación, lo que permitirá menores tasas de interés. El contexto internacional y doméstico es favorable para que los nuevos equipos de gobierno afronten las reformas pendientes.

Bogotá.- El Servicio de Estudios de BBVA prevé que la economía de América Latina crezca un 4,5%, en 2007, siete décimas más de lo previsto a principios del pasado año, mientras que la inflación se mantendrá en niveles contenidos y reducidos en términos históricos (5,3%).

La región aceleró su crecimiento en la segunda mitad de 2006 y podría cerrar el año con un avance del PIB del 5,1%, un punto por encima de lo esperado a finales del pasado ejercicio. Así se completaría el tercer año consecutivo de elevado crecimiento, promediando una tasa superior al 5%, netamente por encima de la referencia media de los años ochenta y noventa, según se desprende de las previsiones macroeconómicas para la Región, elaboradas por el Servicio de Estudios Económicos de BBVA.

Las principales economías de América Latina crecieron en el tercer trimestre de 2006 un 5,2% con relación al mismo período del año anterior, lo que supone una aceleración de ocho décimas respecto al período abril-junio. Los países que muestran un mayor dinamismo son Venezuela (10,2%), Argentina (8,7%), Perú (8,7%) y Colombia (7,6%); los dos últimos con trayectoria ascendente en 2006. México consolida su mejoría con un avance del PIB del 4,6%, Brasil recupera tasas razonables (3,0%) y Chile modera su impulso (2,9%). Estos datos constatan, por un lado, el elevado crecimiento de algunas economías, y, por otro, la sincronía cíclica que caracteriza a la región desde 2004.

A lo largo de 2006, el comportamiento de la inflación en América Latina ha sido igualmente positivo. Salvo episodios puntuales debidos a factores estacionales, la tendencia es claramente descendente desde mediados de 2005. La región ha rebajado el incremento del IPC del 6,9% en mayo del pasado año, al 4,9% en noviembre de 2006. Destaca la reducción experimentada en Brasil en los últimos 12 meses, del 6,4% al 3,0%, reflejo de los buenos resultados de la aplicación de una política monetaria ortodoxa. La gran mayoría de países muestra hoy tasas propias de países desarrollados, con mención especial a Chile (2,1% en noviembre) y Perú (1,5%).

La buena evolución de los precios ha permitido, junto a un contexto financiero internacional favorable, mantener, e incluso mejorar, las condiciones de financiación. El tipo de interés promedio en las principales economías de América Latina se ha reducido en más de dos puntos desde el verano de 2005. A este menor coste financiero ha contribuido decisivamente la relajación de la política monetaria en Brasil y México, los dos países con el sesgo más restrictivo desde 2004.

La región ha recogido estos menores tipos de interés en un mayor dinamismo del crédito doméstico, contribuyendo así al empuje creciente de la demanda interna en el crecimiento de las diferentes economías. El volumen real de crédito privado en las principales economías de América Latina ha crecido un 14% promedio anual desde 2004, acelerando su tendencia incluso durante 2006 por encima del 25%.

Buenas perspectivas para 2007
El crecimiento mundial será más contenido en 2007, pero todavía en tasas elevadas, mientras que la inflación continuará estando en niveles históricamente reducidos. En este contexto, la moderación en el precio de materias primas será suave, al tiempo que el volumen de liquidez continuará apoyando un escenario de buenas condiciones de financiación.

El Servicio de Estudios Económicos de BBVA anticipa que el crecimiento del PIB para 2007 en las principales economías de América Latina será del 4,5%, siete décimas más que lo previsto a principios de 2006. La inflación se mantendrá en niveles contenidos y reducidos en términos históricos (5,3%), alcanzando mayoritariamente los objetivos de las autoridades monetarias.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?