| 1/11/2011 9:00:00 AM

Barril sube a más de US$89 por cierre de oleoducto en Alaska

El petróleo subía a más de US$89 por barril el martes por el cierre de un oleoducto clave en Alaska.

Londres.- El oleoducto Trans Alaska, de 1.280 kilómetros y que transporta petróleo desde North Slope, fue cerrado el sábado tras una fuga, lo que interrumpió el 12% de la producción de crudo de Estados Unidos.

El crudo estadounidense para entrega en febrero subía US$0,17, a US$89,42 por barril, a las 1110 GMT, después de avanzar hasta US$89,67 al inicio de sesión.

Funcionarios dijeron el lunes que el oleoducto se reabriría en la semana. Los productores en la región Prudhoe Bay de Alaska han recortado su bombeo en alrededor de 600.000 barriles por día (bpd) a apenas un 5% de los niveles normales.

Operadores dijeron que veían el cierre del oleoducto como un apoyo temporal para los precios del petróleo.

"No creemos que esta interrupción se traducirá en ninguna interrupción significativa (para el suministro de petróleo), ya que las reservas siguen siendo más que suficientes", dijo Edward Meir, analista de materias primas de MF Global.

Los inventarios de crudo estadounidenses habrían crecido 400.000 barriles la semana pasada debido a un rebote de las importaciones, en lo que sería la primera alza en seis semanas, de acuerdo a un sondeo preliminar de Reuters antes de la publicación de los reportes de existencias .

El Instituto Americano de Petróleo difundirá sus estadísticas de inventarios el martes a las 2130 GMT, mientras que la gubernamental Administración de Información de Energía le seguirá el miércoles a las 1530 GMT.

El petróleo Brent perdía US$0,10 a US$95,60 a las 1110 GMT, con lo que mantenía una considerable prima de más de US$6 sobre el crudo estadounidense.

 
REUTERS


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?