| 8/21/2009 12:00:00 AM

Barril sube a más de US$74

El petróleo tocó el viernes niveles máximos del año de más de US$74 el barril, antes de obtener nuevos indicios sobre la salud de la economía estadounidense y porque el dólar se debilitaba frente al euro.

LONDRES  - A las 1342 GMT, el nuevo contrato de pronta entrega de futuros de crudo para octubre subía US$1,12, a US$74,03 el barril, tras alcanzar brevemente los US$74,48. El crudo Brent de Londres para el mismo mes avanzaba US$1,11, a US$74,44.

El petróleo se encamina a registrar un alza de más del 7,3 % esta semana. Estos niveles se vieron por última vez el 21 de octubre del 2008, cuando el crudo cerró a US$75,22 el barril en su camino de descenso desde el récord de US$147 alcanzado en julio.

"Hemos visto una gran cantidad de coberturas de cortos en todas las materias primas desde que abrió el mercado estadounidense (...) en oro en particular. Podríamos movernos por fundamentos una vez que aparezca el dato de viviendas", dijo Rob Montefusco, operador de Sucden Financial.

El oro subía un 2 % a un máximo de una semana el viernes, junto con un euro más fuerte, luego de que un sólido dato de crecimiento económico de la zona euro afectó el atractivo del dólar e hizo que el lingote fuera más barato para los tenedores de otras monedas.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios de Estados Unidos también publicará los datos sobre la venta de casas usadas en julio a las 1400 GMT.

El mercado aguarda el discurso del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, en la conferencia anual de la Reserva Federal de Kansas City en el retiro montañoso de Jackson Hole, en Wyoming, a las 1400 GMT del viernes para obtener claves sobre la salud de la mayor economía del mundo.


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?