| 7/31/2009 12:00:00 AM

Barril cierra sobre US$69 por optimismo económico

El petróleo cerró el viernes con un alza de un 3,75 % y alcanzó los US$69, debido a que un dato mostró que la economía estadounidense se contrajo menos de lo esperado en el segundo trimestre, aumentando las esperanzas de que la recesión está cediendo.

NUEVA YORK  - La debilidad del dólar y la fortaleza de los futuros de productos refinados, también influyeron en el alza de los precios del petróleo.

El crudo ligero estadounidense subió US$2,51, a US$69,45 el barril, tras tocar un mínimo de sesión de US$64,96. El crudo Brent de Londres ganó US$1,59, para terminar en US$71,70.

El Producto Interno Bruto de Estados Unidos se contrajo a un ritmo anual de 1,0 %, dijo el Departamento de Comercio, por debajo de las expectativas de lo analistas que anticipaban una caída del 1,5 %.

"Los futuros de crudo están subiendo debido a que el dólar está siendo descartado mientras que las acciones están comenzando a ganar algo de ánimo", dijo Tom Knight, operador de Truman Arnold.

Las acciones estadounidenses subía tras el dato, mientras que el dólar caía debido a que los inversores privilegiaban divisas vistas como más riesgosas.

El optimismo de que la demanda pueda subir cuando la economía se recupere ha ayudado a que los precios del crudo suban desde menos de US$33 en diciembre.

La débil demanda derrumbó al petróleo desde máximos de más de US$147 el barril en julio pasado, llevando a que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) recortara sus suministros.

Las importaciones estadounidenses de crudo del líder de la OPEP, Arabia Saudita, cayeron un 37 % frente a los niveles del año anterior en mayo, según datos del Gobierno divulgados

 

 


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?