| 9/25/2009 12:00:00 AM

Barril cierra en alza por tensión con Irán y tras conocerse los datos en EE.UU.

El petróleo cerró en alza el el viernes en una sesión volátil porque la creciente tensión entre Occidente e Irán y una mejoría en la confianza del consumidor estadounidense compensaron datos económicos débiles.

Nueva York  - Los futuros de crudo estadounidense avanzaron US$0,13, para cerrar a US$66,02 el barril, mientras que el crudo Brent de Londres ganó US$0,29, a US$65,11.

La tensión entre Occidente e Irán, el mayor productor de petróleo de la OPEP, había dejado de ser una preocupación para los operadores.

Pero los precios petroleros comenzaron a trepar luego de que el presidente estadounidense, Barack Obama, y otros líderes occidentales acusaron a Irán de construir una planta nuclear secreta y le exigieron que abandone inmediatamente lo que llamaron un "desafío directo" a la comunidad internacional.

"Creo que el riesgo geopolítico de un shock de suministros está silenciado de alguna forma porque ha subido la capacidad ociosa de la OPEP y porque los inventarios estadounidenses de crudo están en un nivel alto", dijo Rachel Ziemba, analista de energía en RGE Monitor en Nueva York.

Las ventas previas de la sesión fueron desatadas por una caída de las órdenes de bienes durables en Estados Unidos, que se añadió a las dudas en torno a la salud de la economía del mayor consumidor de energía del mundo.

El petróleo ha estado atrapado en un rango entre US$65 y US$75 en los últimos dos meses.

En una nota de investigación publicada el viernes, Goldman Sachs dijo que el rango de cotizaciones refleja "el final de una recesión" y mantuvo sus pronósticos de precio, pero elevó su estimado para la demanda mundial de petróleo.

 



(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?