| 8/28/2009 12:00:00 AM

Barril cierra en alza por optimismo económico

Los precios del petróleo cerraron con una leve alza el viernes, en medio de datos económicos mixtos que los hizo oscilar en la sesión, en la que finalmente se impuso el optimismo por una recuperación que haría rebotar la demanda mundial por energía.

NUEVA YORK - Los futuros de crudo estadounidense para entrega en octubre subieron US$0,25, para cerrar en US$72,74 el barril. El crudo Brent de Londres ganó US$0,28, a US$72,79.

El clima optimista se mantenía luego de que datos sobre el crecimiento y el empleo en Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de energía, resultaron mejor a lo esperado.

A este ambiente se sumó el anuncio de que el gasto del consumidor estadounidense creció en julio y que la economía británica cayó menos de los estimado en el segundo trimestre.

"La amplia mayoría de datos económicos (...) son positivos y sugieren que lo peor definitivamente terminó y que la recuperación ha probablemente comenzado en la mayoría de las economías alrededor del mundo", dijo Dominick Chirichella de Energy Management Institute.

Los operadores de petróleo no prestaron atención al sondeo Reuters/Universidad de Michigan que mostró que la confianza del consumidor estadounidense cayó a sus niveles más bajos en cuatro meses en agosto, por preocupaciones por el alto desempleo y temores por las finanzas personales, aunque mejoró frente a los niveles registrados a principios de este mes.

"Los futuros de crudo están fluctuando entre el soporte y la resistencia. A comienzos de semana vimos un máximo de 10 meses, en US$75, pero de hecho la situación del suministro aún no ha cambiado", dijo Gene McGillian, analista de Tradition Energy in Stamford, Connecticut.

Los miembros de la OPEP se reunirán en Viena el 9 de septiembre para discutir sus políticas de producción.

 


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?