| 9/24/2009 12:00:00 AM

Barril cae hacia US$66 por preocupaciones de demanda

El petróleo caía más de US$2 hacia los US$66 el barril el jueves, debido a que un sorpresivo salto en los inventarios de crudo y de productos estadounidenses despertó dudas de que los precios puedan haber subido más que los fundamentos de demanda.

Londres  - Los precios del crudo se encaminaban a caer casi un 7 % en la semana.

El crudo estadounidense para entrega en noviembre caía US$2,68, a US$66,29 el barril a las 1509 GMT, tras caer a un mínimo de US$65,79. El crudo Brent de Londres perdía US$2,45, a US$65,54 el barril.

Los datos semanales de la Administración de Información de Energía mostraron el miércoles que los inventarios comerciales de crudo subieron 2,8 millones de barriles, contra las expectativas de los analistas, que habían pronosticado una caída de 1,5 millones de barriles.

Los inventarios de gasolina y destilados también subieron fuertemente, promoviendo la idea de que la demanda en el mayor consumidor de petróleo del mundo sigue siendo frágil.

"El incremento muy, muy sorpresivo en todos los principales (inventarios de) productos y crudo está aún en la mente de la mayoría de las personas y eso tiene más de un impacto que el dólar", dijo Andy Sommer, analista de EGL en Suiza.

La noticia de que los pedidos del seguro de desempleo en Estados Unidos cayeron inesperadamente en 21.000 la semana pasada hizo poco para desacelerar la caída de los precios.

Los precios del crudo han estado operando dentro de un rango de precios de entre US$65 a US$75 el barril desde principios de agosto y muchos analistas creen que parte importante de la evidencia de una recuperación es necesaria para justificar un alza por encima de este nivel.

 



(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?