| 8/18/2011 3:40:00 PM

Barbie regresa a Argentina a cambio de ladrillos de juguete para Colombia

La firma Mattel logró reabrir el acceso de sus muñecas Barbie al mercado de Argentina mediante una alianza con una fábrica nacional para exportar sus ladrillos de juguete Rasti y Blocky a Colombia.

Buenos Aires - Un acuerdo "estratégico" entre Mattel y Dimare permitirá a la multinacional estadounidense cumplir la política de intercambios compensados que aplica el Gobierno argentino, para evitar una caída del superávit de la balanza comercial de este país.

Barbie y otros juguetes de Mattel comenzaron a volver a las jugueterías de Argentina, que el domingo celebra el "Día del niño", luego de que en marzo pasado el Fisco argentino suspendiera la licencia de importación a la firma estadounidense bajo cargos de infringir normas aduaneras.

La compañía dueña de Barbie "estaba interesada en comercializar Rasti en la región y vimos que Colombia era un mercado interesante, donde no estábamos y ellos cuentan con una amplia distribución, incluso con locales propios", declaró Daniel Dimare, socio de la compañía homónima.

Este acuerdo, señaló, se inscribe en el plan de expansión de Dimare, que exporta casi el 10% de su producción a Brasil, Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia y Costa Rica.

La política del Gobierno argentino ha llevado a que empresas extranjeras decidieran fabricar sus productos en el país, además de dar lugar a curiosos acuerdos de intercambio, sobre todo en el sector de automoción.

El grupo argentino Pulenta firmó un acuerdo con el Gobierno por el cual exporta vinos y productos olivareros para poder importar automóviles de la alemana Porsche, mientras que la coreana Hyundai acordó exportar soja a Vietnam a cambio del acceso al mercado local.


EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?