| 8/27/2007 12:00:00 AM

Bancos sorprendidos por resistencia de mercados emergentes

El Instituto de las Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés), que agrupa a más de 350 bancos del mundo, dijo que la crisis ha afectado ya los mercados emergentes a través de una "serie de mecanismos de transmisión", pero sus efectos finales estaban todavía por venir.

Washington_ Las economías emergentes han mostrado una "resistencia impresionante" al deterioro de los mercados hipotecario y financiero de Estados Unidos, pero aún no se puede hablar de un impacto definitivo, dijeron el lunes los principales bancos privados del mundo.

En lo que va del año, los bancos de Wall Street que financian la industria hipotecaria decidieron no continuar el negocio en las actuales condiciones porque era muy riesgoso y la mayoría de ellos retiró sus fondos del mercado. La maniobra agotó la disponibilidad de dinero en el sector y puso a prestamistas hipotecarios en crisis.

El Instituto de las Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés), que agrupa a más de 350 bancos del mundo, dijo que la crisis ha afectado ya los mercados emergentes a través de una "serie de mecanismos de transmisión", pero sus efectos finales estaban todavía por venir.

Algunos de esos mecanismos fueron de rápido desarrollo, como el impacto en el crédito y condiciones locales a través de una severa reversión frente al riesgo. Pero otras influencias, como el daño en el crecimiento económico de largo plazo, requerirán todavía de más tiempo para manifestarse.

"Obviamente no hemos visto el final", dijo Charles Dallara, director gerente de IIF, en una rueda de prensa. "Pero, es impresionante la forma como los mercados financieros emergentes han resistido hasta ahora la tormenta en los mercados desarrollados".

Dallara dijo que uno de los efectos críticos que todavía no se conoce era si la crisis ha repercutido en pérdidas financieras de inversionistas domiciliados en las economías emergentes.

Según el IIF, desde 1994 se han producido cambios drásticos en los indicadores de vulnerabilidad de los mercados emergentes. Sobre la base de sus productos brutos internos, reservas extranjeras y regulaciones internas, Europa Oriental, básicamente conformada por países de la era soviética, era ese año la región más volátil del mundo con 41% y 13 años más tarde todavía continúa siéndolo con un 42,4%.

Comparativamente, el Asia-Pacífico redujo su fragilidad financiera del 32,1% al 18,7% en el mismo período, una realidad que ubica a esa región en primer lugar de resistencia a las crisis internacionales, seguida de América Latina con 38,1% en 1994 y estimado de 22,9% en 2007.

Philip Suttle, director de análisis macroeconómico global de IIF, dijo que los bancos han seguido más de cerca el fortalecimiento del mercado latinoamericano debido a que sus economías "tienen una larga historia de incapacidad de pagos".

"Pero Latinoamérica ha hecho un gran trabajo en años recientes", dijo Suttle. "Sus gobiernos han trabajado para mejorar sus mecanismos de seguridad financiera e incrementado sus reservas y reducido su dependencia de los créditos externos".

Dallara mencionó específicamente a México y Brasil como los pilares de la resistencia financiera regional, seguido por un trabajo que "está mejorando" en Argentina.

Indico que los bancos latinoamericanos "han mejorado también su posición" frente a los de otras regiones no por las grandes inversiones que han recibido y una mejor administración sino porque las nuevas regulaciones bancarias nacionales han contribuido a su fortalecimiento.

El IIF dijo que los ajustes de intereses en los préstamos hipotecarios de alto riesgo en Estados Unidos agravarán la tasa de incapacidad de pago de los deudores, que en julio llegó al nivel históricamente alto de 13,7%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?