| 11/14/2011 10:00:00 AM

Bancos europeos están paralizados por nuevas reglas: Deutsche Bank

La aplicación de nuevas reglas bancarias hará a los prestamistas europeos menos competitivos en el mercado mundial y probablemente provocarán una consolidación del sistema, dijo este lunes presidente ejecutivo de Deutsche Bank, Josef Ackermann.

"Si consideramos las recaudaciones de los bancos, los mayores requerimientos de de capital y un impuesto a las transacciones, vemos que hemos olvidado que estamos en un mercado global", dijo Ackermann en una conferencia bancaria.

"Esto probablemente llevará a que algunos competidores mueran o se fusionen con otros más que nunca antes", añadió.

Los jefes de bancos europeos están luchando para que sus negocios sobrevivan a la crisis de deuda y se ven forzados a escoger entre emprender nuevos negocios o acumular capital para fortalecer sus hojas de balances.

Aunque los reguladores globales están pidiendo a los bancos mantener un mínimo de capital estructural de 7% desde el 2013, la Autoridad Bancaria Europea ha insistido en que las entidades de la región deben ir más allá e impulsar su ratio de Tier 1 a un 9% para mediados del 2012.

Wolfgang Kirsch, presidente ejecutivo de DZ Bank, dijo que la nueva regulación costaría a los bancos alemanes 5.000 millones de euros por año, un monto particularmente dañino en épocas de desaceleración económica.

"Es un hecho que los bancos sólo pueden levantar fondos con dificultad en el mercado de capitales", dijo Kirsch a periodistas en los laterales de la conferencia. Dado eso, muchos están escogiendo mejorar sus ratios haciendo menos negocios.

Ackermann dijo que los reguladores europeos necesitan tener en cuenta el impacto acumulativo de las nuevas reglas bancarias y lo que podría implicar para la competitividad de todo el sector.
Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?