| 6/30/2009 12:00:00 AM

Bancos ecuatorianos se oponen a bajar cobros

Al menos una decena de los principales bancos ecuatorianos se oponen a acatar una normativa que los obliga a reducir los cargos que hacen a sus usuarios por unos 40 servicios bancarios.

QUITO  — El ministro coordinador de Política Económica, Diego Borja, declaró al canal Uno que "hay fricciones con algunos bancos que no entienden que no pueden seguir ganando a costa de la pérdida de la mayoría de los ecuatorianos con estos bancos.

Borja advirtió que "no les vamos a permitir que sigan ganando una rentabilidad exagerada a costa de los clientes".

Según el ministro, "diez de los bancos más grandes del país se han opuesto a la medida" y recordó que de acuerdo con la resolución en caso de mantener la negativa pueden ser sancionados hasta con la clausura.

La superintendenta de Bancos, Gloria Sabando, en declaraciones a la estación de televisión Gama, expresó que la decisión de reducir o eliminar el costo de los servicios bancarios para los clientes se realizó en base a estudios técnicos y dentro del marco legal.

Las regulaciones en la materia tendrán una repercusión negativa de entre US$48 y US$50 millones en la banca.

Hace una semana, el gobierno del presidente Rafael Correa dispuso a partir del 1 de julio eliminar 11 y reducir otros 29 cargos que hacían los bancos a sus cuentahabientes.

La banca no ha emitido pronunciamientos públicos al respecto.

Algunos cobros se hacen por el "mantenimiento" de la cuenta corriente, de ahorros, de tarjetas de crédito, retiros o consultas en cajeros automáticos, la reposición de la libreta de ahorros, entre otros, pasarán a ser gratuitos.

Algunas de las 29 prestaciones que bajarán su costo son transferencias de dinero, cheques certificados, emisión de cheques de gerencia.

 

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?