| 9/19/2008 12:00:00 AM

Bancolombia y DNP ponen a reflexionar sobre planeación en el país

Bogotá.- Un nuevo desafío les plantea la dirección del Departamento Nacional de Planeación a los estudiantes e investigadores del país, con el concurso “El papel de la planeación en el desarrollo colombiano”. El evento cuenta con el apoyo de Bancolombia y una atractiva premiación de $20 millones así como el prestigio de presentar los trabajos ganadores ante varios de los economistas mundialmente más reconocidos en la actualidad.

El concurso se realiza en el marco de la celebración de los 50 años de la DNP y su objetivo es resaltar la experiencia de Colombia en materia de planeación a lo largo de su historia. Los artículos presentados por los concursantes pueden ser teóricos, comparativos o históricos.

La convocatoria está abierta para las categorías “Estudiantes universitarios de pregrado” e “Investigadores profesionales”. La premiación para el ganador será de $5.000.000 y $15.000.000, respectivamente. Los mejores cinco artículos de cada categoría serán publicados en la revista Planeación y Desarrollo del DNP.

Adicionalmente al estímulo en efectivo, los ganadores tendrán el orgullo de presentar su obra en el Foro Conmemorativo de los 50 Años de la DNP el 9 de diciembre próximo. Allí estarán destacados economistas de trascendencia mundial y representantes del Gobierno Nacional.

El estudio de los trabajos presentados y definición de los ganadores estará a cargo de un jurado que integran el ex director de Planeación Nacional, Santiago Montenegro; el ex subdirector de la entidad, Mauricio Santamaría; así como la directora general del DNP, Carolina Rentería y el actual subdirector general, Andrés Escobar.

Bancolombia respalda estas iniciativas de progreso educativo y reflexión sobre el país como parte de su compromiso con el desarrollo de los colombianos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?