| 3/5/2007 12:00:00 AM

Bancóldex desembolsó $56.939 millones para Risaralda durante 2006

Esto representa un incremento de 180% con relación a 2005 cuando se desembolsaron $20.367 millones. De este total, Bancóldex colocó $35.959 millones (63%) en las Mipymes.

Bogotá.- En el total de recursos desembolsados, también se encuentran $17.348 millones a través del cupo especial de crédito para empresas Mipymes de Risaralda y $1631 millones a través del cupo especial de crédito para empresas Mipymes de Dosquebradas.

A través de líneas de modernización que financian inversión en activos, leasing y capitalización empresarial, se irrigó el 60 por ciento de los recursos ($34.168 millones).

$21.557 millones se desembolsaron para Capital de Trabajo. Los recursos restantes se encuentran distribuidos en otras Modalidades.

“Seguiremos apoyando y fortaleciendo la consolidación del sector empresarial del departamento de Risaralda”, afirmó el presidente de Bancóldex, Gustavo Ardila Latiff.

$29.001 millones (51%) de los créditos, se destinaron a largo plazo, $24.743 millones (43%) a mediano plazo y $3.194 millones (6%) a corto plazo.

El sector Servicios recibió 56% de los recursos; Textiles, Confecciones y Cuero 14%; Comercio 10%; Metalurgia, Metalmecánica y Equipos Eléctricos 7% y otros sectores 14%.

Los municipios más beneficiados fueron Pereira y Dosquebradas, con una participación de 83% y 14% respectivamente.

El acceso a estos recursos se da a través de establecimientos de crédito y de entidades diferentes a establecimientos de crédito, con cupo en Bancóldex. Es decir que son intermediarios los bancos, corporaciones financieras, compañías de financiamiento comercial, cooperativas financieras, ONG´s financieras, cooperativas con actividad de ahorro y crédito, fundaciones financieras, cajas de compensación y fondos de empleados con cupo disponible en Bancóldex.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?