| 9/10/2010 3:50:00 PM

Banco Santander compra el 70% de Zachodni

El banco Santander ha llegado a un acuerdo con el irlandés Allied Irish Banks (AIB) para comprar el 70,36% del capital del banco polaco Zachodni WBK por 2.938 millones de euros y ha lanzado una oferta al mercado por el 30% restante.

Madrid.- La entidad española informó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de la operación, que se realizará mediante una oferta pública de adquisición de acciones sobre el 100% del capital, a la que necesariamente concurrirá AIB.

Adicionalmente, el banco Santander adquirirá la participación del 50% que AIB tiene en la sociedad BZ WBK Asset Management, por 150 millones de euros.

El quinto banco por tamaño de Polonia pertenece mayoritariamente al AIB, que estaba obligado a vender el 70% de sus participaciones en la entidad polaca para poder reunir antes de final de año los 7.400 millones de euros en provisiones exigidos por las autoridades irlandesas tras recibir ayudas financieras durante la crisis.

Según informó la entidad española a la CNMV, la adquisición de los paquetes accionariales propiedad de AIB en Zachodni WBK y en BZ WBK Asset Management generará para Santander un fondo de comercio de unos 2.000 millones de euros.

Se prevé que la operación se cierre este año tras lograr las autorizaciones necesarias y la aprobación de la Junta de AIB.

La semana pasada la prensa británica se hacía eco del interés del Santander en llegar a un acuerdo lo antes posible con AIB, que también tendría que deshacerse de su pequeña participación en el estadounidense M&T y de sus sucursales en el Reino Unido, negocios en los que también estaría interesado el Santander.

En la pugna por hacerse con el control del Zachodni, la entidad española competía con el principal grupo bancario polaco, PKO, participado en un 51 por ciento por el Estado, y con el banco francés BNP Paribas.

A finales del pasado año, la Comisión Europea aprobó la adquisición por parte del Santander Consumer Finance del negocio de banca minorista de AIG en Polonia.

Mediante esta compra, el banco Santander pasaba a controlar las compañías AIG Bank Polska y AIG Credit, lo que implica el control indirecto de AIG Market Service, todas con sede en Polonia.

AIG Bank Polska se dedica a la banca minorista en este país del este de Europa, mediante la gestión de préstamos para consumo, préstamos de efectivo, tarjetas de crédito, depósitos y seguros.

Estas compras se enmarca en la estrategia de hacerse con entidades fuera de España cuando sus características y los mercados configuran el escenario adecuado para cerrar la operación.

Este verano confirmó la compra de 318 sucursales del Royal Bank of Scotland (RBS) por 1.990 millones de euros.

Según datos recabados por Efe, el grupo presidido por Emilio Botín, que elevará a 1.641 su número de sucursales, se convierte en el cuarto grupo británico por número de oficinas y consigue subir un puesto en la clasificación al superar al HSBC, que cuenta actualmente con 1.369 oficinas.

Esta operación aumenta sustancialmente la presencia del Santander en el Reino Unido, donde ya adquirió los bancos Abbey, Alliance and Leicester (A&L), y Bradford and Bingley (B&B), ahora integrados en la estructura de Santander UK.

Dentro de su estrategia, en agosto adquirió la cartera de financiación de vehículos en Estados Unidos del banco Hong Kong Shangai Bank (HSBC) por 268 millones de euros.

También en agosto, la Comisión Europea autorizó al Santander la compra del negocio de banca comercial que tiene en Alemania la entidad escandinava SEB.

A principios de junio, el Santander anunció la compra al Bank of America del 25% que aún no poseía en su filial mexicana, el Banco Santander México, por 2.093 millones de euros.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?