| 5/15/2012 9:00:00 AM

Banco de Portugal confía que el país volverá al mercado financiero en 2013

El Banco de Portugal confía en la vuelta del país al mercado financiero en 2013 gracias al cumplimento de sus medidas de saneamiento, aunque recuerda, en un informe divulgado hoy, que la UE está dispuesta a ampliar su ayuda si es necesario.


El banco emisor luso subraya que la normalización financiera del país, que obtuvo hace un año un paquete de asistencia internacional de 78.000 millones de euros, solo será posible con el "estricto" cumplimiento de las medidas exigidas por ese préstamo.

Pero recuerda que varios líderes comunitarios ya han expresado la voluntad de la UE de seguir apoyando a Portugal hasta que pueda regresar a los mercados siempre que mantenga la disciplina fiscal.

El ministro luso de Finanzas, Vítor Gaspar, reconoció hoy en declaraciones a la prensa lusa, que su país puede verse afectado por problemas externos -como la situación griega- pero va cumplir con rigor las exigencias del programa de asistencia, que conlleva duras medidas de austeridad y ahorro público.

Los intereses de la deuda pública lusa estaban hoy en el 8 % para los bonos a dos años, el 12 % para los títulos a cinco, y el 11 % para los de diez años, tipos considerados por los expertos como inasumibles.

El Banco de Portugal resalta en su informe sobre la economía nacional el saneamiento presupuestario "sin precedentes" que realizó el país el año pasado, gracias a un fuerte aumento de los impuestos y una drástica reducción del gasto, con medidas como el corte de salarios en el sector público y las inversiones del Estado.

La institución reconoce no obstante que en la reducción del déficit fiscal luso, que cumplió las exigencias comunitarias, fue determinante una medida temporal, la transferencia al Estado de los fondos de pensiones de la banca.

Portugal registró en 2010 un déficit fiscal del 9,8 % y logró bajarlo en 2011 el 4,2 %, muy por debajo de la meta del 5,9 % exigida por la UE, aunque gracias al dinero de los fondos de pensiones, sin los cuales el déficit hubiera superado el 7 %.

La meta de déficit para 2012 es del 4,5 % y el Gobierno conservador luso, que asumió el poder hace un año, ha asegurado que es su primera prioridad y lo cumplirá.

El cumplimiento de las medidas de austeridad asociadas al rescate financiero de Portugal, señala el documento del banco emisor, abren ahora la oportunidad de restablecer la confianza de los inversores internacionales en el país.

La economía portuguesa también se ha beneficiado de un menor desequilibrio de su balanza comercial, por la mejora de las exportaciones y un descenso de las importaciones propiciado por la menor demanda interna que ha causado la crisis.

El Banco de Portugal reconoce, no obstante, el problema de la reducción de crédito a la actividad económica, que ha registrado "un agravamiento", sobre todo por las restricciones de financiación de los bancos a las pequeñas y medianas empresas.

Esa reducción del crédito empresarial fue en términos absolutos del 1,6 por ciento en relación a 2010, pero en la práctica se concentró más en unos sectores que en otros y, mientras las grandes empresas no sufrieron restricciones, las pequeñas y medianas fueron muy penalizadas, afirma la institución.

Además de la crisis financiera que vive Portugal, su economía sufre una fuerte recesión agravada por el corte del gasto y la inversión pública.

La caída del Producto Interior Bruto (PIB) muestra signos de desaceleración, no obstante, gracias al descenso de solo un 0,1 % registrado en el primer trimestre del año en relación al trimestre anterior.

En comparación con el mismo periodo de 2011 la caída del PIB es del 2,2 %, según datos provisionales divulgados hoy por el Instituto Nacional de Estadística luso (INE).

La contracción de la economía portuguesa ha sido este año bastante menor de la esperada por los analistas, el Gobierno y la UE, que prevén que el PIB luso se contraerá en 2012 entre el 3 y el 3,3 %.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?