Revista Dinero

| 10/2/2012 11:16:00 AM

Banco Mundial pide que se fomente el empleo

El Banco Mundial presentó un informe sobre el desarrollo en el que pide que los Gobiernos incidan más en políticas de empleo, especialmente entre los jóvenes, para que se pongan unas sólidas bases hacia la reducción de la pobreza.

Washington- El Informe sobre Desarrollo para 2013 señala que "demografía, urbanización, tecnología y crisis macroeconómicas" han provocado un entorno de grandes desafíos en materia de empleo, especialmente entre los países en desarrollo.

Los datos recopilados por el BM indican que en el mundo hay unos 3.000 millones de personas empleadas, pero de ellas solo 1.600 millones disponen de salarios estables.

Casi la mitad de los trabajadores del planeta desempeñan labores agrícolas, desempeñándose en pequeñas empresas familiares o como jornaleros estacionales, lo que no les garantiza unas redes de protección suficientes o un salario digno.

Los datos recopilados por el BM muestran que 200 millones de personas están desempleadas pese a que buscan trabajo, con una gran incidencia (75 millones) entre los jóvenes menores de 25 años.

Además, indicó el director del informe, Martin Rama, "más de 620 millones de jóvenes no trabajan ni estudian", algo que obligaría a crear unos 600 millones de puestos de trabajo en todo el mundo en los próximos 15 años, al tiempo que pone en riesgo su capacidad para optar a empleos en sectores más intensivos en tecnología.

Según señaló Rama en rueda de prensa, "la mayoría de las personas que salen de la pobreza lo hacen a través de los ingresos del empleo", algo que a su vez mejora los estándares de vida, la productividad y la cohesión social en los países pobre.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, aseguró hoy en un comunicado que "un buen empleo puede cambiar la vida de una persona y cuando los puestos de trabajo son adecuados, pueden transformar sociedades completas", por lo que los Gobiernos "deben poner este tema en primer plano para promover la prosperidad y luchar contra la pobreza".

Kaushik Basu, recién nombrado economista jefe del banco de desarrollo, subrayó en rueda de prensa la importancia de la agricultura en el mantenimiento del bienestar de muchas familias en países pobres, por lo que es necesario el aumento de la productividad de este sector y mejorar el acceso a los mercados.

Basu apuntó que "los Gobiernos pueden desempeñar un rol habilitador vital creando un entorno que estimule la demanda de mano de obra", al tiempo que se debe promover el desarrollo del sector privado en los sectores más adecuados para las características del país.

El informe reconoce que el crecimiento económico de países en desarrollo promueve un cambio que puede ser traumático para algunos sectores, ya que a más trabajos productivos, los menos productivos tienden a desaparecer.

Rama recordó que para evitar esto las políticas públicas deben estar orientadas a evitar que potencien demasiado un tipo de actividad manufacturera, para lo que puso el ejemplo de la vulnerabilidad de Bangladesh, demasiado dependiente del sector textil.

Recordó la importancia también de que la mujer se integre en el mercado laboral y aporte a los ingresos del hogar, ya que su papel es mucho más favorable en la administración de esos fondos y permite una mayor estabilidad.

En este sentido, el informe destaca las iniciativas como los programas Estancias Infantiles de México, los Hogares Comunitarios de Colombia y programas similares en Argentina o Brasil, que permiten una mayor participación laboral de la mujer.

También nombra otros éxitos en Latinoamérica como el de México, donde el tamaño medio de las empresas que llevan más de 35 años en activo se duplicó, al tiempo que la facilitación de los requisitos para crear un negocio promueven la creación de pymes, que se incorporan al sector formal.

El informe también destaca la evolución en países de ingresos medianos-altos, como Chile, donde las pequeñas empresas representan un 39 por ciento del total, por lo que juegan un papel importante en la creación de empleo.

El BM destaca que Chile ha conseguido diversificar los empleos más allá del sector de los recursos naturales, orientando otras ramas de producción al mercado exterior y manejando adecuadamente el efecto de los precios de las materias primas en variables macroeconómicas como la inflación o el valor de su divisa.

Los responsables del estudio también recordaron la importancia de crear un sistema de educación y capacitación que se adapte lo mejor posible a la estructura productiva y las necesidades del sector privado, lo que en muchos casos ayuda a reducir el desempleo juvenil.

EFE

                                                              
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×