| 6/5/2008 12:00:00 AM

Banco Mundial evalúa ayuda a Centroamérica por alza alimentos

Washington.- El Salvador es el país de Centroamérica más vulnerable a la crisis alimentaria global, aunque el fenómeno también afectaría a Honduras, Guatemala y Nicaragua, dijo el jueves un funcionario de alto rango del Banco Mundial, que estudia un plan de ayuda a la región.

El director gerente para América Latina del organismo, Juan José Daboub, hará una gira a esos países la semana que viene para discutir junto a los Gobiernos y a autoridades locales las necesidades de corto y mediano plazo para enfrentar el problema del alza en los precios de los alimentos.

"Somos un aliado para ayudar a evaluar la crisis alimentaria en la región," dijo Daboub a periodistas en Washington. "Estamos enfocados en ayudar a aquellos en peligro," agregó.

La crisis global, provocada por una combinación de factores como malas cosechas, mayor consumo en países como India y China y la demanda de biocombustibles a partir de materias primas, amenaza 100 millones de personas en el mundo. La décima parte del total -o 10 millones de personas- estarían concentradas en la región latinoamericana, afirmó Daboub, que citó datos del centro de investigación de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El tema es particularmente importante en Centroamérica, donde entre el 15 y 22 or ciento de la población vive en la extrema pobreza con menos de un dólar por día, señaló. El banco intentará dar asistencia a los países en la tarea más urgente, que es garantizar la alimentación de los grupos más vulnerables de la sociedad, como los niños y las personas mayores, dijo Daboub, pero también buscará delinear estrategias de largo plazo.

Encaminar la ayuda en las escuelas y por medio de programas sociales sería una alternativa en el corto plazo, mientras que fomentar la financiación y el desarrollo de la agricultura local quedarían como objetivos futuros, indicó. Con eso, los Gobiernos podrían estimular a los pequeños productores y invertir en la infraestructura para mejorar el transporte y bajar el costo de los productos, agregó.

El funcionario recordó que el Banco Mundial creó un fondo de 1.200 millones de dólares para enfrentar el problema alimentario, de los que 200 millones son destinados a donaciones. En la región, Haití recibió una donación de 10 millones de dólares, pero Honduras y Nicaragua, considerados entre los países más pobres, también estarían calificados para recibirlas, dijo.

Los demás países de la región centroamericana, considerados de ingresos medianos, tendrían la opción de recurrir a líneas de crédito más baratas, próximas a la tasa Libor, flexibles y con plazos más largos, debido a reformas recientes en la estructura del banco, expresó. Para el año que viene, a partir de julio, el Banco Mundial planea ampliar sus préstamos para proyectos de agricultura y desarrollo rural de 4.000 a 6.000 millones de dólares al año, indicó Daboub.

El objetivo es mitigar los efectos de la crisis de precios que, según evalúa la institución multilateral, debe durar por lo menos hasta 2015. El funcionario estará el domingo y el lunes en Honduras, el martes en Guatemala, el miércoles en El Salvador y los días jueves y viernes en Nicaragua, dijo.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?