| 1/16/2009 12:00:00 AM

Banco de México reduce tasas de interés a 7,75%

MEXICO_ El Banco de México redujo su tasa de interés referente el viernes para estimular la economía, entre advertencias de una recesión inminente.

El banco central redujo la tasa en 50 puntos básicos a 7,75%.

La tasa de préstamos estaba en 8,25% desde agosto, cuando el crecimiento proyectado bajó a 1,8% anual y la inflación aumentó a 6,5%, la más alta en siete años.

Las ganancias en materia de precios podrían desacelerarse este mes al profundizarse la crisis económica. El gobierno se dispone a congelar los precios de la gasolina y a reducir los costos de la electricidad y del gas natural, dijo la semana pasada el presidente del Banco de México, Guillermo Ortiz.

Ortiz ha sugerido que este año habrá un crecimiento económico negativo. Y el secretario del Tesoro Agustín Carstens lo había apremiado a actuar con rapidez para reducir las tasas de interés a fin de alentar el crecimiento.

México, que envía un 80% de sus exportaciones a Estados Unidos, ha sido castigado por la recesión en el vecino país. Las ventas de crudo, de productos manufacturados y de vehículos, han descendido drásticamente. Un 40% de la declinación del peso desde agosto ha acrecentado los costos de importación, alimentando la inflación.

"La distensión monetaria tendrá una señal positiva para los mercados y permitirá mitigar en la economía el impacto negativo de la recesión norteamericana", dijo Alfredo Coutiño, economista para América Latina de Moody's Economy.com.

Aún así, "existe la posibilidad de que la combinación del estímulo fiscal del gobierno con la distensión monetaria del banco no será suficiente para evitar la recesión", añadió Coutiño.

Carstens ha pronosticado una contracción para la primera mitad de 2009 y cero crecimiento para el resto del año.

Ortiz dijo que aunque la recesión en Estados Unidos afectará a su vecino, México se halla en esta ocasión mejor preparado para capear el temporal que en años pasados. El banco central ha acumulado más de 30.000 millones de dólares en reservas de divisas desde su propia crisis financiera de 1995. Eso le permitió subastar más de 15.000 millones de dólares para apuntalar el peso en el 2008.

Coutiño espera que a corto plazo, el peso continúe bajando, y llegue a 15 por dólar. Sería la cotización más baja en una década. Pero luego, indicó, el peso se cotizaría a alrededor de 13 en relación al dólar. 


 (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?