| 9/29/2011 11:00:00 AM

Banco de Japón ve banca estable pese a problemas de deuda en Europa

El gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, dijo que el sistema bancario del país sigue estable en general, pese a las tensiones cada vez mayores en los mercados financieros globales debido a los problemas fiscales de Europa.

Shirakawa reiteró su visión de que la economía de Japón retomará una recuperación moderada a fines de año, pero advirtió que la creciente incertidumbre económica global y la consecuente volatilidad de los mercados podría afectar la confianza empresarial.

Esas preocupaciones estuvieron detrás de la decisión del banco central de aliviar la política monetaria en agosto, indicó. "La economía de Japón está retomando el ritmo paulatinamente, pero sigue en medio de la recuperación de la depresión producto el terremoto" del 11 de marzo, dijo el banquero.

"Necesitamos vigilar de cerca los acontecimientos monetarios y fiscales en Europa y Estados Unidos, además del impacto en sus economías", dijo Shirakawa.

La autoridad advirtió de mayores tensiones en los mercados financieros globales, mientras se mantiene la debilidad del mercado inmobiliario estadounidense y siguen subiendo los costos de endeudamiento de la periferia europea ante la crisis de deuda.

Shirakawa destacó que el sistema bancario nipón sigue estable en general, pese a las tensiones en el mercado que reflejan los problemas de deuda de Europa.

No obstante, exhortó a los bancos japoneses a ser conscientes de los riesgos de posibles pérdidas en sus tenencias de acciones y de bonos extranjeros, dada la inestabilidad de los mercados financieros globales.

La desaceleración global y la fortaleza del yen han pesado sobre la economía exportadora de Japón en momentos en que trata de resurgir de la recesión tras el devastador terremoto y tsunami de marzo.

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?