| 9/7/2011 1:00:00 PM

Banco Central de Chile recorta previsión de crecimiento por escenario adverso

El Banco Central de Chile recortó en un cuarto de punto su previsión de crecimiento de la economía este año debido al escenario externo adverso, dijo su presidente, José de Gregorio, al presentar ante el Senado el Informe de Política Monetaria (Ipom) correspondiente a septiembre.

En ese marco, el emisor proyecta ahora un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de entre un 6,25 y un 6,75 %, frente a un rango de entre un 6,0 y un 7,0 %, previsto en el Ipom del pasado junio.

"El rango de crecimiento para este año está dentro de lo proyectado en junio, pero con una desaceleración que en el segundo semestre será más marcada", precisa el informe.

Tras una expansión del PIB del 8,4 % en el primer semestre, las autoridades habían vaticinado una moderación de la actividad en la segunda mitad del año, lo que ya se observó en julio, cuando el crecimiento fue del 4,0 % interanual, por debajo de las expectativas.

"El dinamismo de la actividad y la demanda continuó moderándose, aunque algo menos de lo proyectado en junio", explicó José de Gregorio al Senado.

El escenario externo, según el informe, ha tenido "novedades importantes", al concretarse algunos riesgos contemplados anteriormente.

"El mundo, incluido nuestro país, enfrenta momentos decisivos. Los países desarrollados deben realizar ajustes costosos y complejos, pero ineludibles", sostiene el texto.

Además, en el último tiempo, se ha registrado una "significativa aversión al riesgo" entre los inversionistas, lo que ha provocado un "fuerte estrés financiero" en los mercados, añade.

Para el Central chileno, los temores frente al alto endeudamiento de países de la Eurozona y los problemas de consolidación de la economía de EE.UU., sumados a la preocupación de un sobrecalentamiento del mundo emergente afectarán al crecimiento de Chile en 2012.

Sobre esa base, en su primer pronóstico sobre ese período, el Central prevé un crecimiento de entre un 4,25 % y un 5,25 % para 2012.

Para este año, el emisor revisó también a la baja su pronóstico de inflación, desde un 4,0 % estimado en junio a un 3,3 % ahora, mientras para 2012 proyecta una tasa del 2,9 %.

La inflación "ha completado un proceso de convergencia a la meta del 3 %", dijo De Gregorio, para quien los temores inflacionarios resurgieron durante el primer trimestre, pero amainaron tras las decisiones de política monetaria del Central y los cambios en el escenario externo.

"Las dudas respecto de cómo evolucionará el escenario externo y su impacto en la economía chilena, justifican actuar con prudencia", consigna el informe.

Respecto de la tasa de interés de política monetaria (TPM), actualmente en un 5,25 % anual, el Central señaló que mantendrá su política de controlar a través de ella la inflación, aunque advirtió que los cambios futuros en la TPM dependerán "de las condiciones macroeconómicas internas y externas".

Por las perturbaciones externas, el Central recortó en 0,2 puntos su previsión de crecimiento de la economía mundial este año, hasta un 3,9 % y en 0,5 puntos la del 2012, hasta un 4,0 %.

En ese contexto, el emisor calcula que el precio del petróleo promediará los 93 dólares por barril este año, mientras el cobre, el principal producto chileno, cerrará en un promedio de 4,15 dólares por libra de 3,70 dólares en 2012.

Pronosticó además que la cuenta corriente de la balanza de pagos cerrará este año con un déficit del 1,0 % del PIB.

La demanda interna de Chile crecería en 2011 un 9,1 %, para desacelerarse a un 4,5 % el próximo, mientras el superávit comercial llegaría este año a unos 12.700 millones de dólares y a unos 8.300 millones el próximo. 

(EFE)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?