| 6/6/2008 12:00:00 AM

Banco Agrario dejó de servir al campo, dice Fedegán

Bogotá.- El gremio ganadero lamentó el cambio de orientación que ha sufrido el Banco Agrario (BA), lo cual afecta a los productores del campo que se quedaron sin crédito, en momentos en que en el mundo se abren grandes oportunidades. Además, esa anterior fuente de recursos está emulando las infortunadas prácticas del sector financiero privado.

Así lo afirmó el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera. Aseguró que la entidad financiera que reemplazó a la Caja Agraria, “está colocando los recursos que capta del público –por cierto a muy bajo costo—y los de los depósitos judiciales—a cero costo, en títulos de deuda pública, que son, en gracia a su emisor, una invención rentable y segura, relegando a un segundo plano la financiación de las actividades productivas”.

Esa desviación del objeto social del BA se originó en las reformas que se hicieron el año pasado a los estatutos sociales. Una de ellas, explicó Lafaurie, es el levantamiento de la limitación que tenía para prestar hasta 1.000 salarios mínimos en aquellos sectores diferentes al sector agropecuario.

“La eliminación de esta restricción le permite hoy al BA prestar recursos de crédito entre grandes clientes y empresas diferentes al sector agropecuario. Indudablemente, perdió el sector rural”, aseguró el dirigente gremial.

De acuerdo con el Presidente de Fedegán, las inversiones del BA a abril del presente año representan el 52.4% (7.4 puntos por encima del promedio del sistema financiero); y, la cartera total, el 34.8% (1.8 puntos por encima del promedio).

“Esta tendencia vienen profundizándose en los cuatro primeros meses de 2008, pues los créditos colocados en el sector agropecuario han caído, en términos reales, un 41% frente al mismo lapso de 2007”, recalcó el dirigente gremial.

Entretanto, en comparación, las inversiones del resto del sistema financiero representan a abril de 2008, el 45% del activo, mientras la cartera total es de 33%, señala la Superintendencia Financiera.

El 38% de estas inversiones está colocado en títulos de deuda pública interna (TES); el 3.8% en otros títulos de deuda pública (como Yankees); el 17.4% en títulos emitidos por otras entidades; y, el 11.2% en las acciones.

El Presidente de Fedegán también lamentó la venta del Banco Ganadero a banqueros españoles, porque los ganaderos perdieron un activo construido en años. Además, con la liquidación de la Caja Agraria el sector agropecuario perdió la oportunidad de contar con más inversión “y la oportunidad de su modernización que lleva aparejada la bancarización”.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?