| 2/21/2007 12:00:00 AM

Balanza comercial no debe ser motivo de alarma

Ministro de Comercio, aseguró que esto refleja mayor dinamismo empresarial y mayor consumo de los colombianos.

Bogotá.- La alta dinámica en la economía, reflejada en una mayor demanda nacional por insumos y bienes de capital, jalonó el crecimiento del 26% en las importaciones colombianas en 2006, frente al año anterior.

Luis Guillermo Plata, Ministro de Comercio, Industria y Turismo, dijo que el déficit de 143 millones de dólares con el cual cerró la balanza comercial del 2006 no debe ser motivo de alarma. “A través del análisis podemos concluir que el mayor crecimiento de la economía ha repercutido en aumento de las importaciones.

 

El 74% del incremento en las mismas frente a 2005, corrió por cuenta de los bienes intermedios, como los combustibles y las materias primas para la agricultura y la industria, y los de capital con destino a fortalecer la producción nacional; el restante 26% se explica por los bienes de consumo, como vehículos y electrodomésticos”, precisó.

Dijo que en el caso de los bienes de consumo, las importaciones responden a la mejora en la capacidad de compra de la población, y muchas de ellas son un complemento de la producción nacional. Agregó que por ejemplo las compras externas de vehículos y sus partes, aumentaron 50%, al pasar de US$1.976 millones en 2005, a US$2.962 millones en 2006, mientras que la producción nacional y las ventas estaban creciendo, a noviembre de 2006, a unas tasas del 54% y 41% anual, respectivamente, según el DANE.

Los productos de mayor importación en 2006 fueron los aparatos telefónicos, con un monto de US$1.230 millones. Las importaciones reflejan la creciente penetración de los teléfonos celulares en Colombia; según la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones, en el tercer trimestre de 2006 en Colombia había 29,2 millones de celulares, con un crecimiento del 59% anual.

Según el ministro Plata, el segundo producto de importación fueron los camperos, con un monto de US$926 millones y un crecimiento del 49% con relación a 2005. Otros productos con importancia por el valor importado fueron el maíz para alimentos concentrados, el queroseno, el propeno (materia prima para fabricación de plásticos), y los aparatos de televisión. En total los principales 15 productos importados representaron el 22% de las importaciones totales.

Para el ministro Plata, el crecimiento en la importación de maquinaria estuvo impulsado por el excelente desempeñó industrial en el país; el sector cerró el período con un crecimiento del 8,6% anual, según la ANDI. “Es importante tener en cuenta que las empresas están aprovechando el buen momento económico para reequiparse, y modernizarse, lo que coincide con los índices de utilización de la capacidad instalada del país, los cuales llegaron en noviembre de 2006, a la cifra récord de 76,5%, según Fedesarrollo”.

Con respecto a las exportaciones, Plata destacó que éstas alcanzaron en 2006, una cifra sin precedentes en la historia económica del país, al llegar a US$24.309 millones, lideradas por las ventas a Estados Unidos y Venezuela.

Las ventas a Estados Unidos alcanzaron US$9.650 millones, con un crecimiento anual del 14%, representados en US$1.171 millones más que en 2005. Del total de exportaciones a este mercado, el principal destino de los bienes y servicios del país, el 67% correspondió a los rubros no tradicionales.

Estados Unidos compró variadas manufacturas e insumos, como herramientas, artículos en hierro y acero, materiales de construcción, minerales, autopartes, y artículos industriales, entre otros. También, dentro de agroindustria, flores, principal producto de exportación del sector a este mercado, y azúcar.

Por su parte Venezuela ocupó un segundo lugar, con una participación del 11% de las exportaciones. A este mercado las ventas del año sumaron US$2.700 millones, 604 millones más que en 2005, lo que significó un crecimiento de 28%. El ministro Plata destacó que los principales sectores exportados a Venezuela, crecieron en dos dígitos, destacándose productos como textiles y confecciones, prendas de vestir, manufacturas de cuero, y variados bienes de los sectores agrícola y pecuario.

El Ministro indicó que “al crecimiento de las exportaciones a Venezuela contribuyen las mayores ventas de vehículos, gracias al aumento en la demanda y el desempeño económico del vecino país”

Finalmente, resaltó el dinamismo del comercio con Estados Unidos en 2006, y lo calificó de saludable para Colombia. Destacó el superávit comercial que obtuvo Colombia con ese país, en un monto que ascendió a US$3.116 millones, el más alto desde 1.999. “Cabe esperar un fortalecimiento de las relaciones comerciales, cuando entre en vigencia el Tratado de Libre Comercio que inicia el proceso de aprobación en los Congresos de ambos países”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?