| 10/25/2013 10:03:00 AM

Bajó cifra semanal de subsidio por desempleo en EE.UU.

Las solicitudes de subsidio por desempleo en EE.UU. bajaron en 12.000, hasta 350.000, en la tercera semana de octubre, mientras se siguen registrando problemas técnicos en el procesamiento de los datos del estado de California.

La rebaja fue menor a lo esperado por los analistas, que pronosticaban un descenso a 337.000 solicitudes en la semana terminada el 19 de octubre desde las 362.000 de la semana anterior.

El promedio de solicitudes en las últimas cuatro semanas, un dato más confiable para medir la evolución del desempleo, aumentó en 10.750, hasta 348.250, para marcar el nivel más alto desde principios de julio, de acuerdo con el Departamento de Trabajo.

Las peticiones de subsidio por desempleo alcanzaron su máximo en seis meses hace tres semanas, fundamentalmente debido a problemas relacionados con una mejora del sistema informático de California, el estado más poblado del país.

Casi 3,9 millones de personas recibían ayudas por desempleo en la semana que terminó el 5 de octubre, según los últimos datos disponibles.

El índice de desempleo en Estados Unidos bajó una décima, hasta el 7,2 %, en septiembre, pero el mercado laboral sigue débil y el mes pasado la economía tuvo una ganancia neta de 148.000 empleos, menor de lo esperado.

Las expectativas sobre las cifras de desempleo de octubre no son buenas, dado que durante medio mes (del día 1 al 16) la Administración federal estuvo parcialmente paralizada por la falta de acuerdo en el Congreso para aprobar los fondos para el nuevo año fiscal.

La Casa Blanca estima que ese cierre parcial de la Administración costó 120.000 empleos en octubre y restó al crecimiento del último trimestre del año un 0,25 %, con una reducción del consumo y una pérdida de confianza en la economía.

EFE/D.com


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?