| 8/10/2007 12:00:00 AM

Bajan los mercado de valores en todo el mundo

Wall Street remontó parte de sus pérdidas el viernes, después que la Junta Federal de la Reserva anunció que inyectará liquidez monetaria para ayudar al sistema financiero de Estados Unidos.

Londres_ Los mercados bursátiles de todo el mundo retrocedieron el viernes ante el temor de que la crisis creada en Estados Unidos por el colapso de las hipotecas de alto riesgo se extienda al resto de la economía global.

Los mercados del Viejo Continente bajaron pese a que el Banco Central Europeo inyectó el viernes otros 61.000 millones de euros (83.800 millones de dólares) en el sistema bancario.

Por su parte, la Junta Federal de la Reserva de Estados Unidos anunció que aceptó 19.000 millones de dólares en hipotecas respaldadas por acciones después que su tasa de fondos federales _ la que se cobran los bancos en sus créditos nocturnos al cierre de la jornada hábil para cuadrar sus balances _ superó el 6%, muy por encima del objetivo de la Junta del 5,25%.

La Junta, en una corta declaración, dijo que aportará "reservas (monetarias) a medida que sea necesario" para tranquilizar a los inversionistas y facilitar el normal funcionamiento de los mercados crediticios.

La medida de poco sirvió para aplacar los mercados mundiales, donde cundió el nerviosismo y quedó plasmada una tendencia generalizada a la venta desde Tokio a Londres.

Empero, Wall Street remontó parte de sus pérdidas el viernes, después que la Junta Federal de la Reserva anunció que inyectará liquidez monetaria para ayudar al sistema financiero de Estados Unidos.

El mercado, sujeto a una intensa volatilidad desde hace varias semanas ante el temor de un debilitamiento del sistema crediticio, comenzó a recuperarse de sus pérdidas varias horas después de la más reciente inyección de liquidez de la Junta.

Empero, el descenso registrado al inicio de la jornada fue un reflejo del temor reinante entre los inversionistas, que acudieron masivamente a la venta.

Los mercados de valores tampoco no parecieron haberse impresionado con la nueva intervención del BCE, y las bolsas de los grandes centros comerciales globales sufrieron pronunciadas bajas.

La nueva intervención del BCE, que la víspera inyectó 95.000 millones de euros (130.700 millones de dólares) en la banca del Viejo Continente ocurrió después que el Banco Central del Japón aportara un billón de yenes (8.400 millones de dólares) y Estados Unidos agregara 24.000 millones de dólares.

Fue la primera vez que el banco central europeo y el japonés adoptaron juntos dicha medida desde los atentados terroristas del 11 de septiembre. Lo mismo hicieron los bancos centrales de Australia, Hong Kong y Canadá.

"Esta operación para calibrar debidamente la liquidez de los mercados crediticios sigue a la operación realizada ayer para asegurar la situación de orden en los mercados monetarios europeos", dijo el BCE, que prometió vigilar atentamente la situación.

Empero, el nerviosismo en los mercados globales _ y el temor al riesgo que puedan correr las empresas no estadounidenses _ quedaron reflejados en las pronunciadas bajas bursátiles del viernes a nivel mundial. En Londres, el índice de 100 acciones del Financial Times-Bolsa de Valores bajó un 3,7 a 6.038,30; en París, el índice CAC-40 cayó un 3,1% a 5.448,63 y en Francfort el índice DAX retrocedió un 1,5 a 7.343,26.

La morosidad en las hipotecas de alto riesgo _ giradas a los consumidores con un pobre historial crediticio _ aumentaron marcadamente en Estados Unidos en los últimos meses y causaron temores por las repercusiones que pudieran tener en los mercados mundiales. Hasta hace unas semanas, la mayor parte de los bancos y empresas afectadas se encontraban en Estados Unidos.

Empero en Alemania, la aseguradora Allianz SE, una de las más importantes del país y propietaria del banco Dresdner Bank AG, indicó el viernes que tiene 1.700 millones de euros (2.300 millones de dólares) en hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos _ el 0,16% de sus 1,03 billones de euros (1,41 billones de dólares) en inversiones totales.

El Deutsche Bank AG informó igualmente el viernes que su filial de inversiones, DWS Investments, mantendrá abierto su fondo respaldado por hipotecas llamado WDS ABS Fund, pese a que ha perdido el 30% de su valor, 2.100 millones de euros (2.900 millones de dólares) desde julio. Aclaró que lo mantendrá abierto a pedido de la mayoría de sus inversionistas institucionales, y aclaró que no tiene invertido capital en las hipotecas de alto riesgo de Estados Unidos.

A principios de esta semana, WestLB Mellon Asset Management, una firma conjunta con el banco estatal alemán WestLB AG y el neoyorquino The Bank of New York Mellon Corp., suspendió la redención de activos de su fondo respaldado por acciones ABS Fund.

"Los temores de los mercados a la crisis de las hipotecas de alto riesgo continúan sin tregua", opinó el analista Joerg Kraemer, economista jefe de Commerzbank AG, en Francfort.

"Sus consecuencias no quedarán limitadas a los mercados financieros", agregó. "La economía estadounidense y con ella, el resto del mundo, sufrirán también las consecuencias negativas durante algún tiempo".

En Tokio, el índice Nikkei de 225 acciones bajó 406,51 puntos, el 2,37%, a 16.764,09 enteros. El indicador amplio Topix, de todos los títulos preferenciales retrocedió 49,88 puntos, el 2,96%, a 1.633,93 unidades.

En Seúl, el parámetro Precio Bursátil Compuesto de Corea del Sur cayó 80,19 puntos, el 4,2%, a 1.828,49 con los peores resultados en los papeles de emisoras financieras. Conocido como Kospi, el índice llegó a perder hasta un 5% en el curso de la sesión.

El nerviosismo se propagó por el resto de Asia.

El indicador de referencia en Hong Kong, el Hang Seng, retrocedía 3% a media sesión y se ubicaba en 21.771,94 unidades. El Indice Strait Times de Singapur bajó 2,89% a 3.314,37 enteros al promediar la jornada. El parámetro principal de Filipinas tuvo su peor caída del año al disminuir 3% a 3.281,96 puntos.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?