| 9/6/2006 12:00:00 AM

Baja la productividad en EEUU

La cifra del primer trimestre subió fuertemente respecto de un cálculo anterior de que los costos laborales subían a un mucho más moderado 2,5% en el primer trimestre. Los analistas del Departamento de Trabajo dijeron que el aumento reflejaba datos salariales más completos.

Washington
 
La productividad laboral en Estados Unidos se redujo en los últimos meses mientras las presiones salariales aumentaron.

El Departamento de Trabajo dijo que la productividad, la cantidad de producción por hora de trabajo, aumentó a una tasa anual del 1,6% en el trimestre abril-junio, ligeramente mejor a la de 1,1% calculada hace un mes, pero inferior al crecimiento del 4,3% en el trimestre enero-marzo.

Los salarios registraron un segundo aumento considerable, incrementándose a una tasa anual del 4,9% en el segundo trimestre, superior a un cálculo inicial del 4,2%. Es buena noticia para los trabajadores, pero el tipo de episodios que lleva a la Reserva Federal y a los economistas a preocuparse por la inflación.

El aumento en el segundo trimestre sucedió a un incremento mayor del 9% en costos laborales en los tres primeros meses del año, que fue el mayor aumento trimestral en casi seis años.

Aunque los aumentos de salarios y beneficios ayudan a los trabajadores, los economistas ven la combinación de productividad declinante y costos laborales crecientes como receta para la inflación.

La productividad es el factor principal que determina crecimientos en los niveles de vida. Un aumento firme de producción permite a los negocios pagar más a sus trabajadores sin necesidad de aumentar el costo de sus productos, lo que provoca inflación. Pero los datos actuales suscitan preocupaciones porque muestran un crecimiento de las presiones salariales a la vez que una declinación en el crecimiento de la productividad.

FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?