| 3/3/2010 5:55:00 PM

Baja producción agraria en Cuba

En los dos primeros meses del 2010 hubo una caída en el 40% de lo planificado en cuanto a cosechas, informó el miércoles el diario oficial Granma.

La Habana.- La agricultura cubana bajó sus volúmenes de producción generando desabasto en la capital, pese a medidas organizativas y hasta entrega de tierras ociosas a productores privados por parte del gobierno.

"Las 24.924, 8 toneladas acopiadas en enero representan solo el 60% de lo que se esperaba y el 64% las 29.131 en febrero", indicó el rotativo quien reconoció que "las semivacías tarimas en mercados muy concurridos son muestras de estos incumplimientos".

Entre los inconvenientes mencionados están falta de entrega de fertilizantes en los últimos meses del 2009 a los cooperativistas --responsables de la producción del 70% de los vegetales, frutales, granos y hortalizas-- o de combustible; así como falencias en la distribución de envases --cajas y sacos-- para el acopio, entre otros.

Granma dijo que se esperaba un "escenario diferente" para enero y febrero "dado que el aumento de precios beneficia a los productores, junto a otros factores como la explotación de tierras ociosas entregadas en usufructo, la creación masiva de fincas y el uso más racional y disciplinado de las fuerzas y medios técnicos".

 

Las autoridades tomaron en 2008 la decisión de entregar tierras en usufructo a productores privados con el fin de ponerlas a producir y mejorar la oferta.

Funcionarios dijeron en julio del 2009 que había unos 100.000 nuevos usufructuarios en el país.

Además el presidente Raúl Castro comenzó una reforma en el sector que incluyó el cierre de fincas inoperantes y un nuevo esquema de comercialización.

 
AP

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?