| 7/18/2007 12:00:00 AM

Baja la gasolina en junio en EEUU

El Departamento de Trabajo dijo el miércoles el Indice de Precios al Consumidor apenas subió un 0,2% en junio tras crecer un 0,7% en mayo, que fue el mayor salto en 20 meses.

Washington.- El precio de los comestibles volvió a subir en junio pero los consumidores obtuvieron finalmente un respiro en las estaciones de servicio, lo que contribuyó a aminorar la inflación a su menor avance en cinco meses.

La moderación de los precios refleja una baja del 1,1% en los precios de la gasolina, lo que abarató los precios energéticos en un 0,5%, compensando un alza del 0,5% en el costo de los comestibles.

En otras noticias económicas, la construcción de viviendas nuevas aumentó en junio tras dos meses consecutivos de bajas, indicó el Departamento de Comercio.

El aumento del 2,3% en el ramo de la construcción fue mejor que la leve baja pronosticada por los analistas y situó la construcción residencial a un nivel anual de 1,434 millones de unidades.

La inflación subyacente, que excluye los volátiles sectores de la energía y alimentación, tuvo igualmente una actuación moderada en junio, aumentando un mero 0,2%. En el primer semestre del año, la inflación subyacente aumentó a un ritmo anual del 2,3%, frente al aumento del 2,6% en la segunda mitad del 2006.

La noticia será bien recibida por la Reserva Federal, que confía en que la desaceleración económica aminorará en los próximos meses la presión inflacionaria.

El presidente de la Reserva, Ben Bernanke, expondrá el miércoles ante el Congreso el informe semestral de la entidad sobre la situación económica en Estados Unidos. Los analistas financieros creen que no indicará la posibilidad de aumentos en las tasas de interés, inalteradas desde hace más de un año, y que las mantendrá en su nivel actual el resto del año.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?