| 11/21/2007 12:00:00 AM

Baja desempleo en Venezuela

El desempleo concluyó en octubre 7,2%, mientras que para el mismo mes del 2006 la tasa fue de 8,9%. En septiembre pasado la tasa de desocupación fue de 8,3%.

Caracas_  El índice de desempleo se ubicó en octubre en 7,2%, lo que representó un descenso de 1,7 puntos porcentuales en comparación con el mismo período del año pasado, informó el miércoles el gobierno.

Se estima que alrededor de un millón de personas no tienen trabajo en una población de 26 millones, dijo el presidente del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Elías Eljuri, en un comunicado.

El desempleo concluyó en octubre 7,2%, mientras que para el mismo mes del 2006 la tasa fue de 8,9%. En septiembre pasado la tasa de desocupación fue de 8,3%.

De acuerdo a cifras del INE en los últimos doce meses se han incorporado al sector formal de la economía 436.121 personas, con lo que la tasa de ocupación formal se ubicó en mayo en 55,7% (6,5 millones de personas).

En Venezuela, aunque es el octavo exportador de petróleo del mundo, cerca del 37% de su población está en situación de pobreza según cifras del gobierno. Algunos analistas independientes sostienen que más de la mitad de los venezolanos vive bajo la línea de pobreza.

El ministro de Finanzas, Rodrigo Cabezas, expresó recientemente que el gobierno estimó una tasa de desocupación de 7% para el 2008.

La economía creció 8,7% en el tercer trimestre del año, en comparación con el mismo período del 2006, impulsada por el aumento de la demanda interna y el consumo.

El gobierno mantiene desde mayo del 2001 un régimen de inamovilidad laboral para evitar el incremento del desempleo. La política protege a quienes ganan hasta unos 294 dólares mensuales.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?