| 10/10/2008 12:00:00 AM

Baja déficit comercial de EEUU en agosto

Washington.- El déficit comercial estadounidense descendió levemente en agosto, en parte debido a la merma en las importaciones de crudo.

El Departamento de Comercio informó el viernes que el déficit comercial bajó un 3,5% en agosto a 59.100 millones de dólares. El déficit seguramente disminuirá aún más en los próximos meses ante la contracción económica en Estados Unidos, que ha reducido la demanda de crudo y otros bienes importados.

Las importaciones estadounidenses de crudo bajaron en agosto a 43.700 millones de dólares, una merma de 7.300 millones frente al récord de 51.000 millones en julio.

La merma redujo la factura importadora de crudo a 223.900 millones de dólares, una merma de un 2,4% del récord de julio.

Las exportaciones estadounidenses totalizaron 164.700 millones de dólares, una merma del 2% frente a la marca de julio. Las exportaciones han sido este año el sector puntero de la economía.

Empero, la situación podría cambiar. Un número creciente de economistas cree que la renovada turbulencia en Wall Street garantiza virtualmente este año una recesión en Estados Unidos, que podría extenderse a escala global.

La extensión de la crisis económica ha repercutido en los precios del crudo, que el 11 de julio marcaron un récord superior a los de 147 dólares por barril. En contraste, el crudo para entrega a término es cotizado ahora a unos 83 dólares por barril.

La baja de las importaciones de crudo refuerza la creencia de los economistas de que el déficit comercial volverá a mejorar en los próximos meses.

En lo que va de año, el déficit comercial avanza a un ritmo anual de 717.100 millones de dólares, en leve alza respecto al del año pasado de 700.300 millones, el primer retroceso tras marcar récords por cinco años consecutivos.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?