| 12/18/2007 12:00:00 AM

Baja la construcción en EEUU en noviembre

El Departamento de Comercio informó que la construcción de nuevas casas y apartamentos bajó el mes pasado un 3,7% a un índice anual de 1,187 millones de unidades.

Washington.- La construcción de viviendas en Estados Unidos bajó en noviembre y la de viviendas unifamiliares cayó a su peor nivel en 16 años, indicio de que la contracción en este sector no ha tocado fondo.

La construcción de viviendas unifamiliares bajó un 5,5% a un número anual de 829.000 unidades, el nivel más bajo desde abril del 1991, mientras que la construcción de casas multifamiliares _ apartamentos _ subió un 4,4% a un ritmo anual de 332.000 unidades.

El gobierno informó que las solicitudes de permisos de construcción bajaron por sexto mes consecutivo, con una caída del 1,5% a una proporción anual de 1,15 millones de unidades, el peor retroceso desde junio de 1993.

La baja general en la industria de la construcción, especialmente la residencial, cayó al 24,2% por debajo del nivel de hace un año. La industria de la vivienda ha sufrido una notable contracción en los últimos dos años, tras cinco de una expansión astronómica durante la cual se dispararon las ventas y los precios.

La contracción aumentó los temores de que la economía pueda caer en una recesión. A comienzos del tercer trimestre, algunos de los bancos más importantes del país y firmas de inversiones declararon pérdidas multimillonarias debido al aumento de impagos en las hipotecas de alto riesgo, ofrecidas a consumidores con pobre historial crediticio o ingresos inadecuados.

Esos impagos han ocasionado una severa contracción del crédito al endurecer, los bancos y otras instituciones crediticias, sus normas para la concesión de préstamos, lo que ha dificultado la obtención de nuevos fondos tanto a consumidores como a las empresas.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?