| 7/30/2008 12:00:00 AM

Baja la confianza económica en la Unión Europea

Bruselas.- La confianza tanto de los empresarios como los consumidores de la Unión Europea retrocedió en julio en los 15 países que utilizan el euro, a su nivel más bajo en un quinquenio, anunció el miércoles la Comisión Europea.

La economía del Viejo Continente ha perdido fuerza debido al aumento de precios de los combustibles y los alimentos, el endurecimiento del crédito a causas de la crisis global, así como la debilidad financiero de potencias como Gran Bretaña y Estados Unidos.

Las cifras de la UE presionaron al Banco Central Europeo para que no aumente, al menos de momento, las tasas de interés. A fin de contener la inflación, disparada en algunas naciones del euro, encareció una de sus tasas básicas del 4% al 4,25% en junio.

Los bancos centrales reducen generalmente las tasas de interés para fomentar el crecimiento y las encarecen cuando se dispara la inflación. Empero, Europa y muchas otras regiones experimentan una combinación de debilidad económica y elevada inflación.

Y lo peor está por llegar. La confianza consumidora empeoró nuevamente en julio, según el sondeo de la UE, como ha quedado reflejado en el gasto consumidor, otrora uno de los principales motores de la expansión económica en la zona del euro, ya que el público gasta más en combustible y alimentos y menos en artículos de lujo.

Además, a los consumidores les preocupa mucho más a corto plazo la posibilidad de perder el empleo, según el sondeo. El desempleo en la zona del euro comenzó a aumentar en abril, con el consiguiente aumento de los gastos sociales que tienen que costear los estados al mismo tiempo que ven mermados sus ingresos.

Los resultados fueron "incluso peores que los anticipados", dijo Holger Schmieding, principal economista en Europa del estadounidense Bank of America.

"La economía de la zona del euro ha caído en un semiestancamiento", indicó en referencia a la combinación de crisis económica y alta inflación. "El riesgo de una recesión a fines de año no es ya insignificante".

En combinación con el pesimismo que reina en los sectores empresariales _ construcción, industria, ventas minoristas y servicios _ el índice de percepción de la economía de la UE bajó en julio a 89,5 puntos, el menor nivel desde marzo del 2003 y la peor baja mensual desde los ataques terroristas del 11 de septiembre, Estas estadísticas comenzaron a ser recopiladas en enero del 1990.

"Los índices de confianza cayeron en todos los sectores, aunque el retroceso fue particularmente agudo en el de los servicios", dijo la UE.

Especialmente notable fue la caída de la confianza en Italia y Gran Bretaña, seguida por Francia, Alemania y Holanda.

Un sondeo separado realizado por la UE entre los empresarios, el indicador empresarial en la zona del euro, bajó igualmente en julio a 0,21 punto.

"El bajo nivel del indicador (empresarial) sugiere que la actividad económica industrial, que en mayo registró una baja de producción, siguen reflejando el pesimismo", dijo la UE.

Los gerentes empresariales esperan menor producción, menos pedidos en cartera y menores exportaciones en los próximos meses.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?