| 7/26/2006 12:00:00 AM

Bachelet dice que no acepta ninguna clase de presión

Durante una visita a una empresa en Santiago de Chile, la presidenta Michelle Bachelet, manifestó a periodistas que "el país ha tenido en el pasado, tiene en el presente y tendrá en el futuro, una política exterior autónoma independiente".

Bachelet dijo el miércoles que Chile no acepta presiones de ningún país, en alusión a las que supuestamente estaría recibiendo de Estados Unidos para no apoyar a Venezuela en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
 
 Agregó que este país "ha dado muestras en el pasado que no acepta presiones de ningún lado y de ningún tipo y durante mi gobierno eso no va a ser diferente de ninguna manera".
 
La mandataria aseveró que la decisión respecto a qué país apoyar al Consejo de Seguridad la adoptará pensando en el interés del país y de la región.
 
La administración estadounidense ha expresado su interés porque Chile no respalde la postulación venezolana al Consejo de Seguridad. Bachelet ha señalado que resolverá su voto en octubre, pero que desea que el candidato latinoamericano, cargo al que también postula Guatemala apoyado por Estados Unidos, sea elegido por consenso.
 
El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, solicitó formalmente el martes en Washington a la ministra de Defensa chilena, Vivianne Blanlot, el apoyo chileno a Guatemala.
 
Estados Unidos también desea que Chile no ratifique la Corte Penal Internacional, actualmente en trámite en el Congreso chileno. De ratificarse esa corte, el gobierno se expone a sanciones, entre ellas la asistencia militar, establecidas por la legislación estadounidense en caso de que cualquier país ratifique la adhesión al tribunal internacional.
 
 
Fuente: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?