| 10/3/2007 12:00:00 AM

Bachelet defiende su gestión ante bajo apoyo popular

La mandataria se veía muy seria, no sonrió ni hizo bromas entremedio de su discurso, como suele realizar en sus habituales salidas a terreno.

Santiago de Chile.- La presidenta Michelle Bachelet defendió el miércoles la labor de su gobierno y afirmó que no busca el aplauso fácil, al comentar la encuesta telefónica Adimark GfK revelada en la víspera, que situó el apoyo a su gestión en un 35%, el más bajo en sus 19 meses de gobierno.

"Estoy aquí para cumplir el mandato de construir un Chile más justo. Tenemos claro lo que estamos haciendo y no me voy a apartar de ese camino de hacer de Chile un país mejor para todos", dijo la mandataria en la primera alusión a los malos resultados de la encuesta Adimark.

Bachelet aludió a los resultados de la encuesta en una barriada pobre donde acudió para firmar un proyecto de ley que otorgará mayor protección a los ancianos frente al maltrato y al abandono. Los resultados de la encuesta, efectuada telefónicamente a 1.019 personas, revelaron el martes que la aprobación a Bachelet cayó cuatro puntos sólo en un mes, situándose en un 35,3%, mientras la desaprobación aumentó de 42 a 46%, en el mismo período.

El sondeo de Adimark coincide con otras encuestadoras que muestran una constante baja en la popularidad de la mandataria, que llegó al poder hace 19 meses con un 53% de respaldo y que tras el primer mes de su gobierno elevó su apoyo a un 62%.

Bachelet dijo que su gobierno busca responder a las demandas y necesidades de la gente, "para eso fui elegida Presidenta, no para otra cosa, y para trabajar intensamente sin grandes estridencias, sin buscar el aplauso fácil, pero con una mirada que no se pierde ni un segundo que lo central para mí es la dignidad y calidad de vida de las personas".

El menor respaldo a Bachelet está en el Gran Santiago, donde viven seis de los 16 millones de chilenos. La implantación de un nuevo sistema de transporte público que disminuyó a la mitad los autobuses y sobrecargó el tren subterráneo, dejando a miles sin transporte y con muchas cuadras que caminar, es el mayor responsable de la baja en su popularidad.

En el Gran Santiago la aprobación a la mandataria apenas llega a un 26,9%.

La Presidenta reconoció en la víspera que el Transantiago, como se llama al transporte público, "es mi peor espina". Agregó que "esperamos que el Transantiago sea algún día sólo un mal recuerdo".

El gobierno justificó la baja de popularidad de la mandataria en septiembre con el malestar por el transporte y por los actos vandálicos del 11 de septiembre, aniversario del golpe militar de 1973. Esa noche jóvenes encapuchados se tomaron las calles en las barriadas pobres, levantaron barricadas incendiarias y se enfrentaron con la policía con armas, asesinando a un agente.

El ex presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000) dijo el miércoles que "si no hacemos una corrección definitiva y a fondo del Transantiago, yo creo que sí se pierden (las elecciones presidenciales del 2009)".

El modelo fue importado de uno muy exitoso impuesto en Bogotá, Colombia.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?