| 11/26/2007 12:00:00 AM

Bachelet alcanza segundo acuerdo con oposición

Hace dos semanas, Bachelet firmó también un acuerdo con los partidos de derecha para introducir profundas reformas al sistema educacional, un compromiso adquirido el 2006 por la mandataria para aplacar la "rebelión de los pingüinos", manifestaciones estudiantiles registradas entre mayo y junio del año pasado, que paralizó la educación secundaria.

Santiago de Chile.- El gobierno de la presidenta socialista Michelle Bachelet suscribió el lunes un segundo acuerdo en dos semanas con la oposición de derecha, esta vez para aprobar medidas de combate a la delincuencia y para reforzar la seguridad pública.

"Con reformas como esta se da un ejemplo al país ... un ejemplo como éste, honra a la política. Muestra la capacidad de las fuerzas políticas de ponerse de acuerdo frente a los temas más importantes", destacó Bachelet al dar detalles del acuerdo suscrito por el oficialismo y los dirigentes de la oposición en una ceremonia en la sede de gobierno.

El acuerdo sobre seguridad ciudadana fue negociado con la oposición para permitir su pronta aprobación legislativa. El tema de la delincuencia, según las encuestas, es una de las debilidades del gobierno de Bachelet y una de las mayores preocupaciones de la gente que teme por la seguridad ante un denunciado incremento de los delitos.

La oposición también había centrado en ese aspecto algunos de sus críticas más ácidas hacia el gobierno. Pero accedió a negociar las materias que con el acuerdo suscrito este lunes asegura que podrán ser aprobadas fácil y rápidamente por el Congreso.

Entre las medidas y las iniciativas de lo acordado se dispone que la policía civil y la uniformada deja de depender del ministerio de Defensa y pasa al portafolio del Interior, que será denominado ministerio del Interior y Seguridad Pública, y se crea una subsecretaría de prevención del delito y un organismo destinado a atender a las víctimas de la delincuencia.

Asimismo, el gobierno se compromete a dar cuenta pública de las medidas y el gasto efectuado para implementarlas.

Bachelet manifestó que el acuerdo es "un triunfo de la buena fe, de la buena disposición para avanzar en algo importantísimo: el pacto social como algo tangible y posible".

Aunque el gobierno destacó la actitud favorable de la dirigencia de la oposición de derecha, el ministro del Interior, Belisario Velasco, resaltó también en la oportunidad al ex candidato presidencial de ese sector Joaquín Lavín, quien se declaró "bachelista" y ha propiciado acuerdos con el gobierno, actitud que no agrada a la dirigencia de Renovación Nacional, uno de los partidos derechistas, y a su abanderado presidencial Sebastián Piñera.

Bachelet aprovechó también de manifestar sus esperanzas de que una reforma al sistema previsional, otro anhelo de amplios sectores que el gobierno recogió en un proyecto en trámite en el Congreso, sea aprobada por la oposición.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?