| 9/23/2008 12:00:00 AM

B. Central Colombia niega alza de tasas sea culpable de bajo PIB

BOGOTA- El Banco Central de Colombia se defendió el martes de las críticas que le atribuyen al alza en sus tasas de interés una debilidad de la economía mayor a la esperada y la explicó por la caída de la inversión pública y el aumento en los precios de los alimentos y los combustibles.

El gerente del emisor, José Darío Uribe, sostuvo que las tasas de interés reales de la economía no han tenido un repunte, pese a que el principal tipo de referencia de la autoridad monetaria se encuentra en un 10 por ciento, su mayor nivel desde septiembre del 2001.

"Eso es totalmente incorrecto, las tasas de interés del Banco de la República en términos reales, o sea descontando la inflación total al consumidor, está en unos niveles muy similares a los que tenía hace año y medio o a las que tenía a comienzos de esta década", dijo Uribe a la radio Caracol.

El Gobierno redujo el lunes su meta de crecimiento de la economía para este año a un 4 por ciento, desde su objetivo original de 5 por ciento, luego de que se conoció que el Producto Interno Bruto se expandió en un 3,7 por ciento en el segundo trimestre, menos de la mitad del mismo lapso del 2007.

"Si las calculamos de otra manera, con los llamados indicadores de inflación macroeconómica, tenemos unas tasas de interés en términos reales también muy similares a las que estaban vigentes en el año 2001 y 2002", agregó Uribe.

El Banco Central acumula un alza de 400 puntos básicos en su tasas de referencia desde abril del 2006, un año antes de que la economía reportara su mayor expansión en las últimas tres décadas, de 7,52 por ciento.

La máxima autoridad monetaria ha explicado el incremento en las tasas de interés en las fuertes expectativas inflacionarias que llevarán a que incumpla por segundo año consecutivo su meta de inflación de entre 3,5 y 4,5 por ciento.

De acuerdo con el informe oficial, el mayor impacto de la economía en el segundo trimestre se dio en una caída en el sector de la construcción de obras civiles, que continúan menos dinámicas por el comportamiento cíclico de cada cuatro años por el cambio de las administraciones municipales y departamentales.

"Eso tampoco tiene nada que ver con las tasas de interés y mucho menos con las tasas de interés del Banco de la República", ratificó Uribe

"La parte que hay que añadir a la historia y que es muy importante es el efecto del aumento en los precios de los alimentos y los combustibles sobre el ingreso disponible de las personas, (...) y ese es otro efecto que es tan o más importante que el de las tasas de interés en la explicación de la desaceleración del crecimiento del consumo", concluyó.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?