| 6/3/2009 12:00:00 AM

Azúcar y café caen por firmeza de dólar

Los futuros de azúcar blanca caían con fuerza el miércoles, bastante por debajo del máximo del contrato que marcó al empezar la semana, por un dólar más fuerte y un retroceso generalizado de las materias primas.

LONDRES - Los futuros de café arábigo y robusta caían por la fortaleza del dólar y la debilidad en los mercados bursátiles. El cacao también seguía la tendencia bajista.

"El azúcar está bajando junto con muchas de las otras materias primas", dijo un operador en Londres.

El agente financiero destacó que tanto el petróleo como el referencial mundial de materias primas Reuters-Jefferies CRB bajaban.

Los futuros de azúcar blanca para entrega en agosto en Londres perdían US$10,7, a US$441,3 por tonelada a las 1122 GMT, después de haber tocado el lunes un máximo para el contrato de US$457 por tonelada, el nivel más alto para el de entrega en mes siguiente desde julio del 2006.

Los futuros de azúcar sin refinar bajaban US$0,34 centavos, a US$15,10 centavos por libra, habiendo tocado más temprano un mínimo de US$14,99 centavos por libra.

El café también siguió la tendencia a la baja, aunque no tan bruscamente.

Los futuros de arábigo para julio en la ICE cedían US$1,45 centavos, a US$1,4055 por libra tras saltar el martes a US$1,4290 por libra, el mayor nivel para el mes de entrega siguiente desde septiembre del 2008.

Los futuros de café robusta para entrega en julio en Londres retrocedían US$2, a US$1.546 por tonelada.

El mercado de cacao también se debilitaba.

"Hay un retroceso técnico desde el alza de la semana pasada", dijo un operador de cacao.

Los futuros de cacao para septiembre en la ICE caían US$37, a US$2.660 la tonelada, mientras que los de entrega en septiembre en Londres bajaban 15 libras esterlinas a 1.683 libras esterlinas por tonelada.

 

 

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?